Tú x el Mundo

Chimichurri en Venecia

En las vacaciones de verano fui con mi mamá y mi papá a Italia y estuvimos unos días en Venecia, que es una ciudad como inundada porque hay mucha agua; en lugar de calles hay canales, y en lugar de coches hay lanchas y góndolas; y en lugar de camiones está elvaporetto.

Julia Andrea “chimichurri”

Guanajuato, Guanajuato.

En las vacaciones de verano fui con mi mamá y mi papá a Italia y estuvimos unos días en Venecia, que es una ciudad como inundada porque hay mucha agua; en lugar de calles hay canales, y en lugar de coches hay lanchas y góndolas; y en lugar de camiones está el vaporetto.

El vaporetto es lo mismo que el camión urbano en mi ciudad, pero en Venecia es un barco que tiene varias paradas por todo el Gran Canal.

Al llegar a Venecia tomamos el vaporetto y pasamos por debajo del puente Rialto para ir a San Samulle, donde estaba ubicado nuestro hotel. El puente Rialto no es tan bonito como se ve desde abajo, porque cuando lo visité vi que está todo grafiteado y sucio.

También fui al Campanile, que no es el original porque ese se cayó hace muchas décadas, y construyeron uno idéntico en el mismo lugar, pero con elevador. Mi mamá se decepcionó porque quería subir por escaleras, pero yo me alegré porque no quería subir más escaleras. Recuerda no subir a las 6:30 de la tarde porque tocan las campanas a esa hora y te retumban en la cabeza.

Frente al Campanile está el Palacio Ducal donde se encuentra el puente de los suspiros, que muchos piensan que tiene ese nombre por algo romántico pero la verdad es que lo llamaron así porque por ahí pasaban los prisioneros cuando los iban a decir adiós para siempre y por esas ventanitas veían por última vez Venecia y suspiraban.

No desayunes, comas o cenes a un lado de los canales porque es muy desagradable, llegan unos olores regachos porque ahí cae parte del drenaje. Si vas en lancha o góndola, no metas las manos al agua porque está sucia.

Subir a las góndolas es muy caro, pero si quieres subir en una como por tres minutos y tan sólo por 50 centavos de Euro, puedes tomar las que atraviesan de un lado al otro del Gran Canal y así podrás decir que te subiste en una góndola, aunque sea por poco tiempo.

En Italia tienes que comer los helados, o como se dice en italiano gelati, porque jamás probarás otros iguales. Mi favorito fue el decioccolata ricca y siempre hay que pedirlos con panna (panna es crema), o como mi mamá me dijo hasta el último día, con doppia panna (doble crema).

Debes comprar una máscara del Carnaval de Venecia que son hechas a mano de papel mache, aunque sólo la uses de adorno, pero si vas en febrero podrás ver el carnaval y usarla. Yo compré una de color blanca con brillitos planeados y plumitas blancas, que me costó 12 Euros.

Me gustó mucho toda Venecia, menos los olores. Y recuerda que si vas a Italia y no comes pizza o pasta, no fuiste a Italia.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

alanxelmundo

3 Comentarios

Haz click aquí para publicar un comentario

  • Hola. Bella historia, porque Io amo a’la Bella Italia!!!! Y ya sabía lo que mencionas del Palazzio y lo del agua, es muy interesante todo lo que cuentas, en especial del gelatto, probé el pan, pero el helado no, pero después de esta historia y sí algún día voy lo tendré en mente. Ni me imaginaba que viajar en góndola fuera tan caro, como siempre te lo pintan como lo “in” de la ciudad no supose que fuera una atracción cara.
    Mil gracias por la información y me alegra mucho que te haya gustado la Bella Venezia.

    P.D. ¿Por qué no subiste foto de tu máscara? Me hubiera encantado verla 🙂

  • Me gustan todas las historias que cuentan en el blog. Pero me encanta cuado platican las experiencias y nos dan tips para aquellos que queresmos visitar esos lugares en el futuro xD Por lo que hasta el momento, vas siendo mi favorita con ésta historia italiana pequeña Andrea ¡Gracias! Pondré en práctica todas las recomendaciones de ese lindo viaje que hicieron tus papás y tú.

    Saludos!!