Colaboraciones

¡Viva México, Viva Tijuana! Viaje de 5 días con amigos

Bandita, como bien recordarán a principios de este año, Alan y 3 amigos más visitamos Tijuana como parte del #AXMBajaRoadtrip. De hecho Alan publicó un video muy cool: “24 horas en Tijuana”   

Yo acabo de ir hace unas semanas, también con 3 amigos, e intenté visitar nuevos lugares -aunque algunos los repetí porque son verdaderamente irresistibles. 


Aquí les dejo mi crónica del viaje donde podrán encontrar recomendaciones sobré qué hacer, dónde hospedarse y qué comer en un fin largo -de 5 días- en Tijuana y destinos cercanos como Ensenada y Valle de Guadalupe.

Día 1: Tijuana, del crepúsculo al amanecer.

Saliendo del aeropuerto de Tijuana lo primero que ves es el famoso muro -The Wall- que nos une y nos separa de Estados Unidos como una incómoda cicatriz. 

Nos moríamos de hambre entre la desmañanada y el cambio de horario, así que nos fuimos a la Birria Sí en la colonia Libertad (https://www.facebook.com/Birria-Si-Libertad-2286515058025675/). Ya desayunaditos nos fuimos a caminar por la “Revu” donde Don Roberto Lango -de Tijuanidad– nos dio un recorrido histórico y nos explicó los orígenes del símbolo más fotografiado y más célebre de la ciudad: el burrocebra -pronto abrirá su museo, así que atentos en su próxima visita.

Después atravesamos el Pasaje Rodríguez rodeados de street art, cafés y libros, y fuimos a conocer el Hotel Lafayette -aún en remodelación, pero ya en funcionamiento- y que a mi gusto es uno de los hoteles más bonitos -en cuestión a diseño e interiorismo- que he visitado () 

La caminata y el sol nos animó a tomarnos una caguama en el Bar del Hotel Nelson y luego una cerveza más -una IPA con nombre de stripper- en la cervecería Norte Brewing Co en el quinto piso de un estacionamiento público.


Con hambre renovada fuimos a las Tortas WashMobile -rellenas de carne asada, junto a un lavado de autos, y finalmente hicimos check-in en el que sería nuestro hotel por una noche: Estación Federal, un proyecto que integra lofts, restaurantes, bar, cafetería y boutique en una zona recuperada de la ciudad. El lugar es encantador y es un excelente sitio para hospedarse durante su visita a la ciudad.

En la noche fuimos a chelear y a escuchar música en vivo a uno de mis sitios favs de Tijuana -Telefónica Gastro Park – y luego nos perdimos un poco en la vida nocturna tijuanense -primero el Dandy del Sur y finalmente el Latinos Bar para un show de Drag Queens.

Viernes: La peregrinación a Valle de Guadalupe.

Desayunamos un pancito y café en una joyita de Tijuana -Boh Panadería (https://www.instagram.com/bohpanaderia/?hl=es)- y rentamos un auto en Tours Turibaja para partir rumbo a Ensenada. 

Obviamente hicimos parada obligada en Puerto Nuevo a comer burritos de langosta al viejo estilo en El Güero y de ahí proseguimos sobre la Carretera Escénica hasta el Valle de Guadalupe, donde nos quedamos dos noches. 

Para hospedarnos elegimos El Cielo y el lugar -propiamente-le hace mucho honor a su nombre. Es un paraíso enclavado entre viñedos y montañas y las habitaciones son amplias y confortables, siempre con una gran vista, y una atmósfera de paz y tranquilidad “celestiales”, como si el tiempo pasara más lento. 

Una vez instalados nos lanzamos a la Cervecería Transpeninsular en Ensenada para un “Rompehielos” y es que la verdadera razón de nuestro viaje era la boda de un amigo. 

Sábado: 13 vinos y un matrimonio.

A la mañana siguiente desayunamos en Latitud 32 -dentro de El Cielo, y dimos un recorrido por sus viñedos. Nos explicaron cómo usan águilas para el control de plagas, su sistema de captación de agua -en un lugar tan árido como el valle- sus diez variedades de uvas y la magia para crear sus fantásticos vinos -ese día probamos 13 etiquetas (ya se imaginarán cómo terminamos jajaja). 


En la noche nos fuimos a la boda, pero esa es otra historia. 

Domingo: El regreso triunfal a Tijuana.

El domingo desayunamos en Polaris, el otro restaurante de El Cielo, y tuvimos una degustación de vinos y quesos en Finca La Carrodilla – bellísimo lugar con vinos de muy buena calidad.

Retomamos la Carretera Escénica hasta Ensenada para una tostada de La Guerrerense, una chela en el bar más antiguo de Las Californias -Hussong’s-  y finalmente volvimos a Tijuana a bailar un ratito en en un rooftop ¡Vaya fin de semana! 


Esa última noche nos hospedamos en el City Express Plus de Tijuana. La atención es estupenda, dormimos delicioso y además está muy cerca del aeropuerto.

Lunes: Entre fronteras y ginebras.

Fuimos a desayunar a uno de los mejores lugares tijuanenses -Georgina-  y después nos dirigimos a Playas de Tijuana donde nos esperaba una sorpresa. 


El artista Enrique Chiu nos contó de su proyecto de intervención artística “El Mural de la Hermandad” en el muro fronterizo, e inclusive nos invitó a escribir algo sobre las rejas. Yo escribí “SOMOS UN MUNDO” con mucho amor pero con pésima caligrafía jajaja (la intención es lo que cuenta ¿No?). Casi todos los domingos hay intervenciones artísticas.


De ahí, caminamos brevemente al costado de la playa y luego nos fuimos a una cervecería -Playami- a trabajar un poco (se sentía que era lunes). Por ahí de las 2 fuimos a los famosos Taquería El Francés “deme dos, de asadita y de adobada”. De los mejores tacos de toda Tijuana.

Más tarde fuimos a una cata de ginebras a Enmienda 18. Aquí aprendimos todo sobre su destilación, a preparar unos tragos coquetos (sí, soy un chavorruco) y fue la antesala de nuestra partida. 

Finalmente cenamos en un restaurante japonés, Saketori-Ya Nikkei Norteño antes de partir al aeropuerto. Recomendado si les gusta la comida japonesa al mero estilo mexicano.

Un adiós que sabe a “hasta luego”.

Como siempre me voy enamorado de esta ciudad que se renueva constantemente; también con una resaca acumulada de 5 días y con 10 kilos de más jajaja… pero como bien la definiría Krusty el Payaso: “Tijuana es el  lugar más feliz de la tierra”

Espero les hayan gustado estas recomendaciones de Tijuana y sus alrededores. De hecho la editorial Travesías acaba de sacar una guía de la ciudad, la pueden consultar aquí: https://tijuana.travel/travesias para más tips de esta mística ciudad.

¡Hasta pronto!

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Manu Espinosa

Manuel Espinosa Nevraumont, mejor conocido en redes sociales como @manumanuti es creador de contenido especializado en turismo. Documenta sus viajes a través de sus crónicas, fotos y videos, en México y en todo el mundo, con un especial interés por proyectos relacionados con turismo comunitario y ambiental. Ha trabajado con diferentes oficinas de turismo nacionales e internacionales. En 2017 creó junto con Alan por el Mundo la cuenta foodie de Instagram @gordosxelmundo para compartir experiencias gastronómicas durante sus viajes.

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario