Colaboraciones

Rodeados por ballenas jorobadas en Ixtapa Zihuatanejo

En un nuevo capítulo de la Nueva Normalidad Viajera, Cope Amezcua y yo nos lanzamos por segundo año consecutivo  a Ixtapa Zihuatanejo para la temporada de ballenas jorobadas, que ocurre cada año de diciembre a marzo. 

HOTEL

Volamos con Aeroméxico desde la Ciudad de México – una horita de camino entre las nubes- y de ahí un taxi de sitio nos llevó hasta Zihuatanejo al hotel que sería nuestro hogar durante los siguientes días: el Thompson Zihuatanejo

El hotel es encantador, lleno de lagunas enmarcadas por altas palmeras, y lo mejor es que tiene salida directa a una de las playas más bonitas de la zona: La Ropa (aunque no sé porqué, la gente realmente usa muy poca jajaja).

AVISTAMIENTO DE BALLENAS

Alarma a las 5.30 am para ir de Zihuatanejo a Barra de Potosí y maravillarnos con sus idílicos amaneceres. Es interesante ver cómo la vida -en este lugar- comienza desde tan temprano. Aves y humanos comparten la primera pesca del día. 

Nuestro capitán Arturo nos esperaba en su lancha, y partimos juntos en busca de monstruos marinos. Después de un rato, observamos algunos delfines juguetones,

Y más tarde con la ayuda de un hidrófono, pudimos escuchar a las ballenas jorobadas.

Después comencé a “sentir”  sus mismos cantos fuera del agua “¿A qué distancia están?” Le pregunté a Arturo nuestro capitán, y me dijo “muy cerc…” y no había acabado de decirlo cuando vimos un respiradero a unos 300 metros.

Parecían dos -una mucho más pequeña que la otra- era una madre con su ballenato. Y a pocos metros en la dirección contraria vimos otros respiraderos y otras colas ¡Estábamos rodeados!

A un cierto punto dos ballenas nadaron hacia nosotros y mostraron su majestuoso lomo muy cerca de la embarcación. Sentí miedo y al mismo tiempo un privilegio. Como es habitual, me dieron ganas de llorar, me sentí abrumado y muy afortunado. 

Lo siguiente fue irnos a comer.

RESTAURANTES

Las enramadas son restaurantes con techo de palma que se encuentran en la playa y donde se puede disfrutar de deliciosos mariscos y pescados. Les recomiendo Enramada Leticia  en Barra de Potosí.

El Hotel Thompson Zihuatanejo tiene 3 fabulosos restaurantes, obra de la genialidad del Chef Miguel Baltazar.

El Hao es perfecto para desayunos, tragos al atardecer y cenas: 

La Marisquería está inspirada en los carritos de mariscos de las costas guerrerenses, y es ideal para el almuerzo. 

Y Ceniza, con ingredientes frescos y recetas muy originales,  es el mejor para la cena, alumbrado por antorchas y a pocos metros del mar.

El restaurante Angustina, donde su chef Felipe Meneses muestra  algunos de sus platillos típicos para enaltecer la cocina y los ingredientes locales. 

OTRAS ACTIVIDADES

El destino también tiene actividades más lúdicas como el esnórquel en los Morros de Potosí,  y el paseo en velero al atardecer con  Zihuadventures.

CONCLUSIÓN

Después de dos años de ser viajero frecuente, Ixtapa Zihuatanejo en verdad se ha vuelto uno de mis destinos favoritos de México.

Tiene hoteles fantásticos -como el Thompson Zihuatanejo- que se están adecuando a la Nueva Normalidad Viajera con medidas estrictas de bioseguridad, con conceptos modernos y con espacios tan cool que podrías pasar todo el día encerrado en el hotel. 

Las actividades de Ecoturismo son -sin duda- mis favoritas como los programas de conservación y liberación de tortugas marinas -que hicimos el año pasado.

La observación de aves en la Laguna de Barra de Potosí y por supuesto el avistamiento responsable de ballenas jorobadas en su bahía, que reactiva la economía local y genera recursos para la investigación de la fauna local. 

Y finalmente su oferta gastronómica encabezada por chefs jóvenes y visionarios preocupados por utilizar productos locales y enaltecer la comida regional.

Abrazos cetáceos a todos ustedes bandita. ADIÓOOOOOOOOOOOOOOS.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Manu Espinosa

Manuel Espinosa Nevraumont, mejor conocido en redes sociales como @manumanuti es creador de contenido especializado en turismo. Documenta sus viajes a través de sus crónicas, fotos y videos, en México y en todo el mundo, con un especial interés por proyectos relacionados con turismo comunitario y ambiental. Ha trabajado con diferentes oficinas de turismo nacionales e internacionales. En 2017 creó junto con Alan por el Mundo la cuenta foodie de Instagram @gordosxelmundo para compartir experiencias gastronómicas durante sus viajes.

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario