fbpx
Colaboraciones

Libros salvajes: una invitación para amar y respetar la naturaleza en compañía de nuestras mascotas

Siempre he pensado que los libros son unos grandes compañeros de viajes. Y para mí, la literatura es, cada día más, un camino que quiero ir descubriendo a la par del mundo que me rodea.

Leer y viajar, me parece un poema.

Tenía mucho tiempo deseando poder compartirles algunos de los libros que me han acompañado e inspirado en estos años de viaje con mi querido Paco.

Sobre todo porque viajar con Paco me ha llevado al encuentro con espacios naturales, momentos a cielos abiertos, a paseos en la naturaleza que tuve que abandonar porque son infinitos.

Mi acercamiento con la montaña fue con mi primer mascota, y ahora con Paco intento vivir una vida al lado (o siempre cerca) de la naturaleza.

Por ello, es muy importante para mí compartir estos caminos para que los que lleguemos a estar cerca de la naturaleza, lo hagamos de forma respetuosa, con mucho amor y gratitud.

Te dejaré por aquí estos libros para que los tomes cuando sientas las ganas de tenerlos y deseando con toda mi alma, que encuentres en la naturaleza a una amiga y que también decidas cuidarla como tal.

Uno de mis grandes favoritos es:

1. La escritura indómita de Mary Oliver

Mary Oliver fue una de las voces más influyentes de la literatura contemporánea. Una figura muy destacada en Nature writing.

Es sin duda uno de mis libros favoritos por la invitación que Mary Oliver te hace para salir y conectar con la naturaleza. “Que no estamos en el mundo para conocer, sino para prestar atención, que ciertas aves saben más de la vida que nosotros, que hay que escuchar a las flores cuando hablan y que los ríos son importantes porque en ellos encontramos compañía”. Su poesía es un regalo, algo mágico, un libro que también se va construyendo con la compañía de su perro y sus paseos sin destino.

Después de una infancia difícil, Mary Oliver, encuentra en la naturaleza un refugio.

Unas de mis partes favoritas del libro es esta:

“Mirar el bosque, mirar los pájaros, mirar el río: no para describir y volcar en las palabras nuestro estado de ánimo, sino para ser también el bosque, los pájaros, el río. Y concebir el poema igual que una historia que comienza y que acaba: no una historia que se cuenta, con personajes que la cruzan, sino un instante que se atrapa”

2. Montaña viva de Nan Shepherd

Este libro es muy especial para mí, por la forma en la que se habla de la montaña y se vive en ella.

Nan, nació al norte de Escocía, se graduó de la universidad de Aberdeen y fue profesora de literatura inglesa, pero también fue una montañera incansable.

Nan denomina “ascensión de la interioridad” a un tránsito continuo entre los paisajes del mundo y los paisajes interiores del espíritu. “ salir era en realidad entrar”.

Uno de mis párrafos favoritos es este:

“Aquí, pues, puede vivirse una vida de los sentidos tan pura, tan virgen de toda forma de comprensión que no sea la de estos, que podría decirse que el cuerpo piensa. Cada uno de los sentidos, elevado a su conciencia más exquisita, es en sí mismo vivencia completa.

Esta es la inocencia que hemos perdido. La de vivir una cosa cada vez, para vivir de verdad hasta el final”

3. Refugio de Terry Tempest Williams

Es un libro que amo profundamente por la compañía que me ha regalado, después de unos de los momentos más difíciles de mi vida, la pérdida de mi madre.

Este libro narra una vida en compañía de las aves que viven en el Gran Lago Salado, así como lo que se entrelaza entre el destino de las aves y el de los humanos. El paso del tiempo, la llegada de la muerte a su familia y una catástrofe ambiental.

Una de mis partes favoritas es esta:

“Acudo al lago como quien consulta a una brújula, para orientarme de nuevo en medio de los cambios. El lago es distinto. Yo soy distinta.. pero las gaviotas siempre están aquí, normales y corrientes: negras, blancas y grises.

Me he negado a creer que mi madre va a morir. Y al negar su cáncer, incluso su muerte, niego su vida. La negación nos impide escuchar. No oigo lo que dice mi madre. Solo oigo lo que quiero oír”

Me costó mucho elegir 3 libros para este artículo, pero el mensaje que regalan estos libros es el mensaje que quiero que tengas en tus manos para disfrutar pero también cuidar la naturaleza; el hogar de millones de especies, nosotros incluidos.

Y por supuesto, viajar con una mascota también es esto, cuestionarnos nuestras formas humanas pero también tener la oportunidad de conectar con otras especies y hacer crecer nuestra sensibilidad hacia el mundo que nos rodea.

Te hago la invitación de leer estos libros y crear un mundo dentro de ti, donde otros paisajes te inviten a sentir y vivir el mundo que está tan cerca de ti.

Desde el mar,

K y Don Paco.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Karla y Paco

Soy Karla, la mamá de Paco (un pequeño chihuahua). Nací y crecí en Aguascalientes, México. Comunicóloga de profesión.

Escribo diarios desde muy pequeña, me gusta ayudar a mi memoria a no olvidar, siempre he pensado que recordar es importante aunque vivir el momento es esencial.

Llevo 8 años viajando con mi perrito Paco.

Estudié en España y México y he trabajado en distintos lugares del mundo.

Me gusta la escritura y todos los días intento practicarla. Amo esa sensación de vivir la vida para contarla y leerla para volver a vivirla.

Ahora escribo mi primer libro de viajes con Paco y uno de mis deseos más grandes en la vida es no perder nunca esa sensación de ir hacia nuevos caminos, directo a lo desconocido, sentirme vulnerable y sentirme viva.