Colaboraciones

La vida como escuela

“En tiempos de cambio, los aprendices heredarán la tierra, mientras los sabelotodo estarán perfectamente equipados para sobrevivir en un mundo que dejó de existir.” Eric Hoffer

 

Instagram: @monytodoterreno

Una pregunta recurrente que me hacen es ¿Cómo le haces para viajar tanto? ¿trabajas? ¿estudias?

La vida nómada que los viajeros adquieren deja mucho aprendizaje, pero no un aprendizaje del que adquieres en la escuela, sino uno que te obliga a reflexionar constantemente qué es lo que quieres para ti en la vida. En seguida les platico cómo es que he recorrido varios países por diversos continentes en una silla de ruedas.

Mi profesión es ser profesora, estudié Pedagogía y me especialicé en educación especial. Comencé a viajar por motivos de trabajo (qué fortuna, lo sé) como asistente de artistas que no tenía nada que ver con educación, para ello tuve que renunciar a la escuela en donde estaba dando clases en ese entonces, pero me emocionaba mucho la oportunidad a pesar de que solo era por algunos meses, la verdad en ese momento no contemplé lo que haría después.

Algunas veces pasaba varios meses sin trabajo, pero ahorrar y mantener actualizado mi currículum eran primordiales para sobrevivir. Después me volvieron a llamar de la compañía y así continué. Con trabajo intermitente por varios años.

No es que trabajar dando clases no me gustara, ser profesora es mi vocación y pasión, pero la oportunidad de viajar y conocer el mundo era algo tan inusual que no dudaba en realizarlo.

Después de ese segundo viaje me mantuve trabajando por periodos dando cursos en algunos meses, conferencias, talleres, clases privadas. Ahora con la pandemia las clases en línea se han potencializado, lo cual me ha apoyado a seguir ejerciendo mi profesión a distancia.

Durante ese tiempo comencé a estudiar una maestría en línea y poco a poco sin darme cuenta había adaptado mi estilo de vida a los viajes. El viajar no me ha sido fácil, a veces parece muy divertido y si bien tiene muchas maravillosas aventuras (las cuales no cambiaría por nada) otras cuantas requiere de tomar decisiones difíciles como renunciar a un empleo, dejar la familia y amistades.

He trabajado desde que tengo 14 años, han habido veces que he estado en un aeropuerto con 10 pesos en mi cuenta (nunca lo hagan a menos que tengan un contrato de trabajo seguro). Actualmente estoy estudiando el idioma alemán para ampliar mis oportunidades de trabajo, si alguna vez me siento sin rumbo, me basta con voltear la mirada y ver las huellas que ha dejado mi silla de ruedas, pasé mucho tiempo quieta en una cama de hospital y la libertad que da subir a un avión y comenzar nuevos proyectos y aventuras han sido mi empuje para seguir a pesar de las dificultades.

El mundo está cambiando y si algo nos ha demostrado la pandemia del COVID-19 es que nada es certero, sin embargo, prepararnos para una vida en constante cambio es la mejor herramienta para vivir una vida inolvidable.

Me será gratificada conocer las aventuras que has vivido y los ajustes que has hecho para poder realizar tus sueños. Cuéntanos tu historia.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Mónica Montoya

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario