Secciones Tú x el Mundo

Guadalajara exprés

Hola mi nombre es Samantha y quiero compartirles mi experiencia de ir a unos juegos Panamericanos y lo mejor que fueron en mi país.

Hola mi nombre es Samantha y quiero compartirles mi experiencia de ir a unos juegos Panamericanos y lo mejor que fueron en mi país.

Vivo en el D.F. y el viaje a Guadalajara jamás, jamás lo planeamos de hecho mi tía iba de viaje de trabajo, me invito y mi papa nos acompaño, y el lunes compramos boletos de avión e hicimos reservación en el hotel para viajar el viernes.

Era la primera vez que mi papa y yo viajábamos juntos en avión y estaba muy emocionada.

El día que llegamos fue de aventar las maletas en el hotel e irnos a conocer y buscar boletos para ver alguna competencia obviamente que participara México, nuestras búsqueda en ese momento fue fallida pero no nos rendimos y seguimos buscando.

Yo nunca había ido a Guadalajara, para mi suerte enfrente de nuestro hotel estaba el lugar donde se hacían las competencias de Box y había una enorme maqueta de Guadalajara y tu podías seleccionar a que competencia querías ir y te marcaba la ruta de donde estabas al lugar donde se realizaban las competencias y aparte te explicaban en qué año se construyo, el arquitecto y otros datos mas que ya no recuerdo. Allí también se encontraba la antorcha con la que se prendió el fuego Panamericano, muy bonita por cierto.

Fuimos a conocer el centro de Guadalajara en donde está el Teatro Degollado, la Catedral, la Ronda de los Jaliscienses Ilustres y allí fue donde nos encontramos a muchos deportistas de varios países como Argentina, El Salvador, Venezuela, Cuba y muchos más. También había una exposición de catrinas deportistas muy chistosa. Allí fue donde conseguimos boletos para ver a la Selección Mexicana de futbol femenil en el estadio OMNILIFE al siguiente día, nos fuimos de regreso al hotel a bañarnos e ir a cenar una ricas tortas ahogadas.

Al día siguiente nos paramos muy temprano y fuimos a desayunar al restaurant del hotel y para nuestra sorpresa nos dimos cuenta que había muchos medios de comunicación hospedados en el mismo hotel, la mayoría era de Televisa Deportes. Terminamos de desayunar y nos fuimos a conocer a él bellísima Virgen de Zapopán, de regreso nos toco mucho tráfico por una carrera y por recomendación de nuestro taxista decidimos ir a probar una comida típica, la carne en su jugo a un lugar que se llama KAMILOS 333, una carne riquísima, de allí nos fuimos en unos autobuses especiales para los juegos Panamericanos e ir al OMNILIFE en el cual México gano el partido y paso a las semifinales. Salimos del partido y nos fuimos de compras a una plaza y comimos unos helados italianos a la plancha.

El Domingo anduvimos en busca por una mochila que quería que no estaba a la venta solo la tenían los voluntarios de los juegos panamericanos y como era parte de su uniforme no me la quisieron vender. Nos fuimos por las maletas al hotel y nos fuimos al aeropuerto para tomar el avión de regreso al D.F.

Fue una experiencia muy loca, exprés y padrísima, anímense a hacer estos viajes de fin de semana, si son algo agotadores pero muy divertidos.

Sentí un México diferente al que vivimos actualmente, un México muy unido y un buen anfitrión, es para mi es un gran orgullo ser mexica y seria un gran honor poder representarlo algún día.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

alanxelmundo

5 Comentarios

Haz click aquí para publicar un comentario

  • Hola Samantha

    ¡Qué experiencia tan padre!

    Para haber sido un fin pudiste hacer muchas cosas, con forme te fuí leyendo mi yo interno decía ¡que emoción! Pudó estar ahí. 🙂

    • jejeje muchas gracias, y que padre que te pude transmitir la emoción que yo sentía jeje.
      Igual que Alan pienso que los viajes o excursiones son para conocer entonces mientras se pueda hay que aprovechar jeje

  • hola sammy!! me gusto que te haya gustado Guadalajara, valga la redundancia 😛 , entiendo la emoción y sentimiento que sentiste a la perfección, el viajar a un lugar al que nunca antes habías ido, conocer gente nueva sus costumbres y gastronomía no tiene precio 😉 , aunque también te puedo decir que cuando regresas a un lugar que te gustaba mucho en mi caso al DF después de muchos años, también surge una emoción un tanto distinta pero igual de excitante que es la melancolía de aquellos gratos recuerdos que forman parte de tu vida, te felicito por haberte atrevido a realizar este viaje con tu papá y los espero nuevamente en “la perla tapatia” un abrazo