Colaboraciones

El penacho de Moctezuma y el 2º lockdown en Austria

“Todo lo cogieron, de todo se adueñaron, todo lo arrebataron como suyo, todo se apropiaron como si fuera su suerte. Y después que le fueron quitando a todo el oro, cuando se lo hubieron quitado, todo lo demás lo juntaron, lo acumularon en la medianía del patio, a medio patio: todo era pluma fina.”

Citado en Visión de los vencidos de Miguel León-Portilla

 

  • Instagram: monymontoya
  • E-mail: mony.mp7@gmail.com

El penacho de Moctezuma es un tocado de plumas de quetzal engarzadas en oro, también conocido como quetzalapanecáyotl y se cree le perteneció al tlatoani Moctezuma Xocoyotzin (1466-1520), a poco más de 500 años de su salida del territorio mexicano, actualmente el penacho se exhibe en el Museo de etnología de Viena (Weltmuseum Wien) que aloja a una de las más importantes colecciones de la cultura no Europea.

Se cree que el penacho llegó a Europa como parte de uno de los regalos que le entregó Moctezuma a Hernán Cortes a su llegada a Tenochtitlán en 1519.

Fueron las autoridades del Museo Etnológico de Viena quienes dieron el nombre a la pieza como Penacho de Moctezuma, pero debido a que no existen pruebas que autenticen su antigüedad y certeza histórica, el museo cambió el nombre a “El penacho del México antiguo”.

Es posible visitar la exhibición cuando el museo no se encuentra cerrado por la pandemia, en la entrada del museo hay unos escalones que no sería posible subir con la silla de ruedas, con la mirada busqué una rampa, pero no encontré ninguna hasta que me percaté de una barra con botones enfrente de la entrada, preguntamos y nos dijeron que era para activar un elevador. 

Confieso que es el elevador más cool que he visto hasta ahora, es una plataforma que parece salida de una película, pues está enterrada en el suelo.

Al activarlo sube primero un borde metálico que delimita la superficie, la estructura asciende y cuando alcanza la altura de los escalones, avanza hacia adelante hasta la entrada.

La entrada para niños y adolescentes menores de 19 años es gratuita, para los adultos tiene un costo de €16, cerca de $384 pesos mexicanos, sin embargo, las personas que presentan pasaporte mexicano entran gratis.

Después de dos restauraciones, el penacho se exhibe junto con otros objetos de la época precolombina, debido a su estado frágil se encuentra en una vitrina semioscura, en donde se monitorea la temperatura e incorpora un sistema mecánico sofisticado que lo protege de cualquier tipo de vibración, incluso las que produce la gente al caminar, por eso mismo las autoridades del museo se han negado ante las solicitudes del gobierno mexicano a que sea devuelto a México, pues los expertos consideran que no está en condiciones de ser trasladado.

La exhibición cuenta con una pantalla digital en donde se presentan varias versiones históricas de su llegada a Europa, la más sustentada es que Cortés envió la pieza a España como un regalo al rey Carlos I, así como otras hipótesis de cómo terminó en Austria. Algo poco conocido es que la forma original del penacho no era plana como se exhibe actualmente, sino en tercera dimensión, con forma dinámica y flexible para usarse en la cabeza de una persona, en 1878 se realizó una de dos restauraciones y en esa lo pusieron abierto pues pensaban que era un estandarte, a pesar del gran error, el cual no se puede corregir por la delicadez de las plumas, se cree que sin la restauración, el penacho no hubiese perdurado hasta nuestros días.

Una réplica del mismo se encuentra en el Museo Nacional de Antropología e Historia en la Ciudad de México, fue elaborada en 1940 por el amanteca mexicano Francisco Moctezuma (los amantecas son artistas de plumas, en la sociedad azteca se dedicaban a la confección de atavíos y ornamentos compuestos de plumas finas), Francisco utilizó imágenes de archivo, pues el artista no tuvo acceso al penacho original.

Las 14 salas en el museo ofrecen un recorrido histórico por todo el mundo, para las personas con discapacidad auditiva y visual cuentan con un “tour inclusivo con los sentidos” el cual puedes programar con anticipación dirigido a personas ciegas o con debilidad visual y grupos pequeños del público en general.

Tocar, saborear, escuchar: eso es lo que el recorrido interactivo por el museo tiene para ofrecer a personas de todas las edades, con y sin discapacidad visual o auditiva. Escucharás historias y sonidos, tocarás a ciegas objetos que quizás nunca antes hayas tenido en tus manos y aprenderás sobre fragancias y olores nuevos y familiares. Se trata de vivir el museo con los sentidos sin ver total o parcialmente. Una experiencia emocionante en la que todos pueden participar durante este recorrido.

Austria se encuentra en su segundo confinamiento desde el 3 de noviembre y a partir del 17 del mismo mes el gobierno decretó “hard lockdown” hasta el 6 de diciembre del 2020, durante este tiempo hay restricciones de salida durante 24 horas, solo hay 4 razones para salir de casa: ir a trabajar si es necesario (en caso de no poderse implementar trabajo en casa), hacer ejercicio al aire libre (en esta temporada hace mucho frío así que casi nadie sale por estas razones, al menos yo no), ir al supermercado o al médico e ir a ayudar a otros.

– Están cerrados todos los comercios, gastronomía y turismo, se mantienen abiertos supermercados, bancos, farmacias, servicios médicos y el correo.

– Se cierran peluquerías, servicios de cosmética, masajes, escuelas de danza, gimnasios, centros de ocio, piscinas y aguas termales.

– Por primera vez, escuelas y jardines de niños se cierran y ofrecerán educación a distancia.

A pesar del confinamiento y estrictas reglas, los museos y centros de arte ofrecen visitas guiadas a través de sus apps, te recomiendo descargar la WMW app para poder visitar el penacho que aunque aún no se sabe si fue robado u obsequiado, si realmente lo utilizó Moctezuma o un sacerdote, en la app puedes utilizarlo tú, pues cuenta con una divertida opción en donde te lo puedes colocar. https://www.weltmuseumwien.at/en/

Cuéntanos ¿crees que debería regresar el penacho a territorio mexicano a pesar de su frágil condición?

¿Sabes si el Museo Nacional de Antropología e Historia en la Ciudad de México cuenta con algún recorrido inclusivo para personas con discapacidad? 

De ser así, ¿a quién llevarías contigo? ¿Conoces alguna persona con discapacidad a la que le gustaría conocer esta historia? ¡Compártela!

Fuentes:

 

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Mónica Montoya

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario