Colaboraciones

Cazando la mejor luz para sus fotos de viaje

Hola Bandita viajera,

En esta nueva colaboración les voy a dar algunas recomendaciones sobre cómo usar la luz natural para tomar mejores fotos durante sus viajes.

Es muy importante considerar el momento del día y también las condiciones meteorológicas: días soleados, lluviosos o parcialmente nublados.

No importa realmente si usan smartphone o cámara, estos consejos funcionan para cualquier dispositivo. Con el fin de hacerlo más práctico, les mostraré algunos ejemplos de fotos que he tomado durante mis viajes jugando con la luz natural a disposición.

Practiquen antes de viajar

Una buena idea -antes de partir- es reconocer cómo cambia la luz durante las diferentes horas del día -su intensidad y su dirección.  Inclusive al interno de sus casas, ubiquen las zonas más iluminadas y observen cómo se comporta la luz que entra por sus ventanas. Tomen fotos y practiquen.

Fotografías al amanecer y al atardecer

Una vez que estén de viaje es muy importante que consideren estos dos momentos del día. La luz es más suave y los cielos se pintan de colores fantásticos. 

La gran ventaja de los amaneceres es que no van a encontrar a mucha gente estorbando tan temprano. Aprovechen para ir a plazas públicas, monumentos o edificios que normalmente están llenos de turistas; relájense y  tómense todo el tiempo que necesiten para tomar sus fotos. 

Por otra parte, la ventaja de los atardeceres es que no tienen que madrugar o pararse extremadamente temprano -a veces en vacaciones esos nos parece terrible. Traten de ir a algún mirador al atardecer para sacarle el mejor provecho a sus fotos. 

Cuando hablamos de fotos al amanecer y al atardecer no quiere decir fotografiar siempre el sol saliendo o metiéndose en el mar o en las montañas, quiere decir aprovechar esa luz increíble para fotografiar a los amigos o a uno mismo.

Los atardeceres y amaneceres son una gran oportunidad para crear siluetas. Pueden crearlas disparando hacia el sol y colocando el sujeto entre ustedes y el sol. De esta manera el fondo queda bien expuesto y el sujeto se oscurece. 

La Hora Dorada

La hora dorada o “golden hour” es el período del día poco después del amanecer o poco antes del atardecer que justamente da a nuestras fotos una luz de tonos “dorados”.

Si toman la foto con el sol detrás del sujeto, le darán un brillo mágico. Si lo hacen de forma lateral, crearán una luz dividida y tendrán largas sombras que pueden usar para enfatizar textura y detalles.

Esta luz, para los retratos es mágica, especialmente para las selfies. Mantengan la cámara o el smartphone un poco más alto que el nivel de su cara, lo que igualará la iluminación -y nos se les verá la papada jajaja. Recuerden pararse cerca de un lugar donde haya iluminación difusa para obtener los resultados más favorecedores. 

Fotos a mediodía

Si bien es recomendable la luz tempranera o ya entrada la tarde, la luz del sol a mediodía al ser tan fuerte e intensa, nos permite aprovechar sombras más duras,  texturas y contrastes más marcados.

El contraste en fotografía  es la diferencia entre tonos claros y oscuros.  El contraste al mediodía, por lo tanto, es alto y tiende a hacer que las sombras sean más pronunciadas.

Tomar retratos bajo la fuerte luz del sol no es muy recomendable porque el modelo a menudo termina con “ojeras” que los hacen parecer cansado o un mapache jajaja. 

Prueben a tomar sus fotos a medio día en lugares cerrados. Aprovechen cuando la luz esté muy fuerte para ir a museos, por ejemplo. 

Días nublados

Un error común es creer que no podemos tomar fotos en días nublados. A mi me pasaba al inicio, que planeaba tomar fotos, me paraba en la mañana muy temprano, me asomaba por la ventana del hotel y decía: “Ush está nublado, ya no voy a ir a tomar fotos”. 

default

Los días nublados son buenos, por ejemplo, para los retratos con luz natural porque la capa de nubes actúa como un difusor natural. Y en general para cualquier tipo de foto donde buscamos una luz suave y uniforme.

También si creen que la lluvia es tu peor enemiga, puede que hayan vivido engañados. Un día soleado después de la lluvia, da una luz cálida maravillosa. Además la lluvia deja charcos, y eso, es un buen momento para probar fotos con reflejos. 

Conclusión

Pues bien, ahora que ya lo saben planeen bien su jornada fotográfica cuando estén de viaje tomando en consideración la luz natural a disposición. 

Si ya van a empezar a viajar con la nueva normalidad, sigan todos los consejos, protocolos y medidas de seguridad que sean han estado constantemente actualizando en el blog de alanxelmundo.com. Sean viajeros responsables. 

Abrazos distantes y felices fotos. 

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Manu Espinosa

Manu Espinosa Nevraumont (@manumanuti) es consultor de marketing, Instagram storyteller y runner. Freelancer desde hace 3 años, se dedica a crear contenido para marcas y a documentar sus viajes, solo o con otros creadores de contenido, a través de sus fotografías y sus crónicas escritas.

Las comunidades con las que tiene mayor relación e interacción están en México y Latinoamérica; y aquellas personas interesadas en viajes, running y fotografía.

Es colaborador permanente de @alanxelmundo, con quien creo la cuenta foodie de Instagram @gordosxelmundo y también trabaja para la organización Nomad Republic, especializada en viajes con causa y turismo regenerativo, con proyectos en México y en todo el mundo.

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario