Blog Presupuestos Secciones

10 cosas (molestas) que nadie te dice de viajar

Si, muy bonitos los comerciales de turismo, los brochures de los hoteles y los espectaculares con playas increíbles.

Si, muy bonitos los comerciales de turismo, los brochures de los hoteles y los espectaculares con playas increíbles. Pero ninguna agencia, oficina de turismo te dice las cosas que realmente son una lata para llegar a esos sitios tan maravillosos. Pues yo hice una lista.

1.- Los aeropuertos.

Aunque cada vez están mejor y algunos de ellos son todo un centro comercial, no dejan de ser un puerto de entrada y salida. Los nervios de olvidar algo, que la reservación no aparezca y el fastidioso proceso de los filtros de seguridad borran la sonrisa hasta del viajero más entusiasta. Eso sí, una vez en el Duty Free se nos regresa (ya ni tanto).

2.-Migración.

Pocos son los países que reciben sonrientes a sus visitantes. En Estados Unidos  pueden llegar a preguntarte casi casi el color de tus chones y habrá que dejarse llevar por la corriente sin tratar de hacerse el chistoso, el que nada debe nada teme. Aún así y con toda la emoción que uno trae de pisar otro país esos procesos son de flojera y me ha tocado hacer fila hasta por dos horas!!!!

3.- El Jet Lag

Tomar agua, aspirinas, dormir, descansar y muchos más son los consejos para combatir el Jet Lag, ese malestar fastidioso cuando uno cambia drástica y significativamente de huso horario. Te despiertas a las 4am y terminando de comer no aguantas el sueño. Lo que hace que no estés al cien para disfrutar los lugares que visitas. Yo por ejemplo padezco poco el Jet Lag cuando visito algún sitio, no sé si la emoción o el hecho de ir mentalizado me ayudan. Mi problema y muy grave es cuando regreso a casa, ahí sí que me pega con ganas y aveces me tardo hasta dos semanas en volver a mi rutina normal.

4.- La propinas.

Yo no sé ustedes pero a mi las propinas me llegan a desquiciar un poco. Rara vez las contemplamos en el presupuesto y muy mal de nuestra parte ya que pueden llegar a significar el 10% de nuestro gasto o más. Que es muchísimo!!! Además uno nunca sabe exactamente cuanto dar pues todo varía de país en país. Hasta hice una guía de propinas que espero ayude.

5.- Los vendedores.

En algunos países sobre todo en desarrollo, los molestos vendedores ambulantes pueden ser realmente una lata. Son hábiles, insistentes y mastican TODOS los idiomas. En la India en una ocasión un vendedor ambulante nos siguió durante una hora mientras recorríamos Fathepur Sikri para tratar de vendernos un collar cuyo precio inicial eran 2000 rupias y terminó en 100. No lo compramos.

 6.- Los retrasos.

Los vuelos se retrasan. Es un hecho. Por muchas promesas de puntualidad que hagan las aerolíneas la seguridad de cada vuelo es importante y un retraso siempre es latente. Esto puede llegar a afectar de manera significativa a los viajeros especialmente cuando están haciendo escala. A nadie le gusta perder su vuelo y mucho menos cuando no se tiene el lujo del tiempo. Por eso es mejor escoger vuelos directos o con suficiente tiempo entre uno y otro como protección para cualquier eventualidad.

7.- Las maletas se pierden.

Sí se pierden y algunas veces de forma definitiva. Desaparecen y se las traga la tierra. A mi sólo me ha pasado una vez y fue en American Airlines. Afortunadamente rastrearon mi maleta y llegó en el siguiente vuelo. Aún así es bueno saber tus derechos. Si la aerolínea pierde tu maleta llegando a un destino que no es tu hogar deben darte una compensación para que compres ropa (aunque es una cantidad de risa). Si la pierden de forma definitiva no importa el destino deben compensarte con una cantidad mayor.

 El problema es que todo estos trámites llevan tiempo y pueden literal arruinar el viaje. La buena noticia es que es cada vez menos común que suceda.

8.- El mal servicio.

La publicidad de turismo siempre retrata viajeros sonrientes y felices comiendo delicioso en París o la Puerta del Sol. Pero nadie te dice que en lugares como Madrid el servicio es realmente precario y malhumorado. Es una cuestión cultural. Nosotros los latinos acostumbrados al por favor y gracias además de las sugerencias y el chiste ocasional nos puede parecer demasiado rudo y hasta grosero. Pero pues como dice mi abuela “Es lo que hay”. Los sitos acostumbrados a los turistas y que son de alto nivel generalmente tienen resuelto el problema y su servicio está a la altura de lo que uno espera.

 9.- El precio turista.

En muchísimos lugares del mundo las cosas tienen precios inflados al que llamamos “precio turista” este es aquel dirigido a los viajeros tomando en cuenta que ignoran el verdadero precio de lo que intentan comprar, alfombras, lámparas, joyas y más. La mejor forma de evitar esto es con la ayuda de un local (no tu guía, generalmente llevan comisión de las tiendas) para saber el verdadero valor de las cosas y que no nos vena la cara.

10.- Las filas.

No sé si todos, pero yo tengo una obsesión con el tiempo y su valor. No me gusta perderlo y hacer filas eternas me pone de muy mal humor. Algunas veces no hay de otra y ya voy metalizado, pero muchas de las ocasiones hay formas de evitar filas como en la Torre Eiffel o DisneylandHacer filas y el tiempo que estas toman deben ser consideradas en el itinerario de todo viajero.

 Estas son las que por ahora se me ocurren, si tienen alguna otra no olviden ponerla en los comentarios. Buenos viajes!!!.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios