fbpx
Secciones Tú x el Mundo

Regreso al país de mis sueños

Hoy escribo nuevamente pues en el primer y único "Tú x el mundo" que hice (el cual me salió de la nada y sólo comencé a escribir) mencioné al final que esperaba fervientemente regresar este año al país que mediante su cultura, música, arte, historia y calidad de vida.

Autor: Julián Vázquez

Twitter: @Juliaan_Vh​

Hola viajeros!.

Hoy escribo nuevamente pues en el primer y único “Tú x el mundo” que hice (el cual me salió de la nada y sólo comencé a escribir) mencioné al final que esperaba fervientemente regresar este año al país que mediante su cultura, música, arte, historia y calidad de vida me brindó una nueva forma de ver la vida. Y sin saberlo, estaba plasmando con palabras lo que en Mayo pasado haría realidad; Regresar al que para mí es uno de los mejores lugares para vivir!.

Fue el 11 de Mayo de 2014 cuando después de 4 años de haber ido por primera vez, la vida, el destino, el esfuerzo y empeño en el trabajo pero principalmente Dios me permitieron regresar, esta vez, al lado opuesto: ¡Vancouver! Ah! Hermoso Vancouver!.

Debo aceptar que días previos a mi viaje me la pasé viendo los vídeos de Alan x el Mundo Canadá, especialmente los de la ciudad que me tocaba visitar, y sí, traté de darme una vuelta por todos y cada uno de los lugares que Alán visitó.

Aunque la razón principal del viaje fue trabajo, aún me quedaron unos días a mi y a mi buen amigo Alex (él sí se llama ALEX! Jajaja) para dar una vuelta por la ciudad. Desde el downtown caminando, hasta Stanley Park en bicicleta, conocer las medusas, pingüinos y belugas en el acuario, jugar en las estatuas sonrientes de Yue Minjun, desayunar en Granville Island Market y ver por fin esa “buena vista” de la que Alan se refería junto con Vero, pasear por Chinatown y conocer las maravillas de Gastown (de mis lugares favoritos), hasta un tour en aeroplano que nos brindó una vista maravillosa de la ciudad y las montañas, y porqué no? Llegamos hasta Nanaimo y Qualicum en la Isla de Vancouver, donde el paseo en ferry de hora y media nos dejó a Alex y a mi extasiados con las hermosas vistas de postal.

Antes no entendía porqué la gente que conozco entre amigos y familiares regresaban encantados de Vancouver, me imaginaba algo similar a lo que yo viví en Toronto, pero ahora que lo conozco puedo asegurar que entre estas dos ciudades hay algo mágico, son tan parecidas pero tan diferentes a la vez que con tan sólo caminar por sus calles y recorrer los lugares que estas dos ciudades te regalan será como estar en otro mundo. Dejando para siempre una huella imborrable y ese gusanito que quieras o no, te hará regresar algún día. Lo he dicho, lo digo y lo reitero; Canadá es de mis países favoritos y el principal destino que recomiendo cuando de viajar se trata.

Es así como nuestro viaje de 7 días fue para mi una nueva experiencia, una nueva oportunidad de revivir eso que está dentro de mí, de saber que no hay sueño que sea imposible, y que no importa qué tan lejos o cerca esté ese destino que anhelamos conocer siempre y cuando lo deseemos de verdad y claro, le echemos todas las ganas para hacerlo realidad.

Agradezco a Alan, porque a través de sus videos podemos estar más cerca de aquellos lugares que, al menos yo, estoy seguro algún día conoceré y entonces sabré a dónde dirigirme.

Hoy estoy enfocado en mi nuevo destino y como lo mencioné anteriormente, trabajando duro para hacerlo realidad! Creo que la vida se trata de hacer lo que amas y en mi caso es ¡VIVIR VIAJANDO!.

Espero que quien lea esto se contagie un poco de las ganas de vivir, de las ganas de viajar, porque aún cuando parece imposible lograr algo, siempre habrá un medio o un mecanismo para lograr lo que nos proponemos. Y recuerda: “¡Vive Viajando!”

Saludos!.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios