Blog Secciones

Mis impresiones de Rusia

De Rusia hemos escuchado muchas historias. Hoy he tenido la increíble oportunidad de visitar este país y estas son mis impresiones.

De Rusia hemos escuchado muchas historias. Cuando era niño lo único que sabía de Rusia era que estaba muy lejos y que eran comunistas, algo que no sabía qué era exactamente, pero todo mundo hablaba de eso como algo muy malo, horrible.

Hoy he tenido la increíble oportunidad de visitar este país y estas son mis impresiones.

1.- En Rusia también hace calor

La Rusia del imaginario son ciudades y paisajes cubiertos completamente por la nieve, gente usando pieles en todo el cuerpo y unas temperaturas tan bajas que no podemos imaginar como es que siguen viviendo allí. Cuando anuncié mi viaje a Rusia y enseñé lo que llevaba en mi maleta, muchas personas me escribieron diciéndome que me moriría de frío. Pero no, en Rusia he pasado calor y a veces ¡MUCHO CALOR!

La realidad es que ese frío del que nos hablan en todos lados y las gélidas temperaturas de -40 grados suceden solamente unos tres meses al año. Por supuesto que Rusia es mucho más frío que muchos países, pero el verano es el verano y algunos lugares, sobre todo al sur, llegan a tener 40 grados en meses como Julio.

Dicho este es muy importante la época en que se visitará el país pues el clima cambia constantemente.

2.- Es verdad que las Rusas son guapas

No su puede generalizar en ningún lado, pero específicamente en Moscú, el visitante verá más mujeres guapas de lo normal y sobre todo increíblemente arregladas. A las rusas, especialmente las jóvenes, les encanta vestir bien, andar de tacones altos por lugares imposibles, incluyendo el metro, y verse muy femeninas.

Para muchos Rusia es el paraíso del ligue. La población femenina es muy superior a la masculina por lo que hay muchas guapas solteras y felices de conocer extranjeros.

3.- La limpieza

Especialmente Moscú y San Petersburgo son de las ciudades más limpias e impecables que he conocido. Las calles están como nuevas y siempre llenas de flores (en verano). No sé si sea igual en las zonas no turísticas, pero tener la ciudad de tal forma crea una excelente impresión en el visitante.

4.- Los Rusos NO son serios

Los rusos tienen fama de serios y de primera impresión parecen serlo. El viajero que llegue a Rusia y se vaya creyendo que los Rusos no sonríen, realmente no visitó el país. Ha sido una enorme sorpresa ver como la gente es increíblemente amable y divertida.

De entrada pueden parecer serios y no le sonríen a los extraños, pero en los trenes, los restaurantes y sobre todo en los bares (el Vodka transforma) es increíblemente sencillo hacer amigos.

Yo me llevé un par de agradables sorpresas; por ejemplo, en el tren, de la nada un local se acercó para ayudarme cuando llegaba a media noche a una ciudad desconocida donde poca gente hablaba inglés. O cuando en un restaurante mientras leía y releía el menú en ruso, un local se ofreció a ayudarme con un perfecto español que ansiaba poder practicar.

5.- A la Montaña Rusa en Rusia, le dicen Montaña Americana

6.- ¡Sí aceptan tarjetas, en todos lados!

Al parecer la idea del país comunista sigue en pie para mucha gente. Rusia es un país que cambia muy rápido, así que lo que ayer pasaba, hoy puede que ya no, y lo que hoy, les cuento que puede cambiar mañana.

Las tarjetas de crédito se aceptan sin problema en todos los servicios establecidos, incluyendo esos pequeños supermercados de 24 horas. Yo con mi Travel Pass no tuve ningún problema.

Eso sí, ni se les ocurra llevar una American Express, no la aceptan en prácticamente ningún sitio.

7.- No hay casi souvenirs

Otra cosa sorprendente es que en general hay pocos lugares o variedad de recuerdos. A excepción del espectacular mercado Izmaeolovo de Moscú, los puestos de recuerdos en las ciudades Rusas no son grandes ni variados.

El lado bueno es que tampoco abundan los souvenirs de mal gusto y muchas de las artesanías rusas son de mucha calidad, una buena Matrioshka pintada a mano puede costar en promedio 200 usd.

Tampoco hay vendedores ambulantes que estén tratando venderte miniaturas de San Basilio en la Plaza Roja, ni postales en cada esquina.

No sé como la hacen (y no sé si quiera saber) pero en Rusia no te sientes un dólar caminante.

8.- Los trenes son extremadamente puntuales

9.- Las cosas toman tiempo

En Rusia el servicio puede ser lento y a veces ¡muy lento! Pero al parecer nadie se queja mucho.

10.- Los Rusos se cuelan en las filas

Discretamente pero se cuelan, así que defiende tu lugar!

11.- La comida es simple pero muy rica

12.- Ir al ballet o el teatro es MUY barato

Uno de los legados de la época soviética es el valor que se le da a las cosas culturales. Las grandes y famosas compañías de Rusia, como el Bolshoi o Mariinsky, ofrecen temporadas de ópera y ballet a precios increíbles. Yo compré un boleto para la ópera un día antes en 1,900 Rublos (32 usd) con un excelente lugar.

Todas las ciudades tienen su teatro y en algunos de ellos los boletos más baratos cuestan solo 100 Rublos (1.5 usd).

13.- Contrario a lo que muchos piensan es muy sencillo sacar dinero de los ATM’s, muchos tienen opción de idioma Inglés, solamente que el límite de dinero suele ser bajo, unos 7000 Rublos en cada ocasión

14.- No hay vagabundos en las calles (casi)

Esto es algo que me sorprendió, hay poquísima gente mendigando en la calle. No sé si el gobierno los controla, los esconde o los teletransporta pero he visto más vagabundos en una sola cuadra en San Francisco, California, que en toda mi estancia en Rusia.

15.- No existe el pene de Rasputín

Ese artículo que ronda en la red acerca de la exhibición del pene de Rasputín es completamente falso, ni está exhibido y lo más seguro es que ese infame miembro viril esté hecho cenizas como todo su cuerpo.

16.- Les encantan las flores

Las flores son un regalo muy popular en Rusia. Es muy común ver a gente en la calle con grandes ramos de flores que piensan regalar o les han regalado, de hecho, llegar a una cita amorosa sin flores es muy ofensivo. Eso sí, siempre en números nones pues los pares son para los muertos.

17.- Las poses para las fotos

Las Rusas hacen del ritual de tomarse una foto toda una sesión casi profesional. Se tiran en el piso, esparcen su falda, modelan, se acomodan, digamos se toman su tiempo.

Me faltan muchas cosas en la lista, pero hasta ahora es lo que se me ocurre.

¡Rusia es un gran lugar para visitar!

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios