fbpx
Dato Viajero

La escalera abandonada en una ventana del Santo Sepulcro

Foto: @enernek
Foto: @enernek

¿Qué hace una escalera abandonada en una ventana de la Iglesia del Santo Sepulcro? Es una de las preguntas que acechan a los visitantes de este importante centro de peregrinación, el cual se encuentra en la ciudad de Jerusalén.

Un viaje a Israel y los Territorios Palestinos, tiene entre sus principales destinos la Iglesia del Santo Sepulcro, uno de los sitios más sagrados para el cristianismo a nivel mundial y también con una historia un poco complicada.

El templo, se encuentra en donde habría estado el Monte Gólgota (en arameo, Golgotha, ‘calavera’), lugar de crucifixión y muerte de Cristo; así como el sitio donde habría sido su resurrección.

Foto: @enernek
Foto: @enernek

Lee también: Guía básica para visitar Israel y los territorios palestinos

Fue en el año 326 cuando el Emperador Constantino mandó erigir la Basílica del Santo Sepulcro en el lugar prescrito por la tradición y donde se profesaba culto a la diosa romana Venus. Sin embargo, esa construcción fue destruida por los persas en el  614 y poco tiempo después fue reconstruida parcialmente.

Posteriormente, en 1010 fue destruida por el Califa Hakim de Egipto y reconstruida en 1048 por el emperador bizantino Constantino Monómaco; en 1144 los cruzados reconstruyeron toda la iglesia y durante varios siglos no fue restaurada.

Si bien desde sus inicios tenía problemas en el exterior y con otras religiones, la iglesia del Santo Sepulcro también se ha enfrentado a conflictos internos de distintas confesiones cristianas como la Católica Romana, Armenia Ortodoxa, Griega Ortodoxa, Ortodoxa Copta Egipcia, Ortodoxa Etíope y la Ortodoxa Siria, las cuales no se ponen de acuerdo en su administración.

Foto: @enernek
Foto: @enernek

Y es así como regresamos a una escalera de madera colocada sobre un alféizar de la ventana superior derecha de la fachada en la Iglesia del Santo Sepulcro, la cual habría estado inamovible en este sitio desde el año 1757 y solo ha sido desplazada en alguna mudanza ocasional y dos intentos de robo.

Lee también: Qué hacer en Jerusalén durante el shabat

Si bien se sabe que la escalera está ahí desde el siglo XVIII por relatos y grabados de la época, no se sabe cómo llegó o a quién pertenece, pero lo más complicado es su ubicación: la cornisa pertenece a los griegos, pero la ventana donde se recarga a los armenios y hasta la fecha no hay quien se atreva a tocarla para evitar conflictos.

¿Pero por qué nadie la puede mover? La administración de este sitio sagrado ha estado teñido de conflictos entre las confesiones cristianas y para evitarlos, existe un Status Quo de los Santos Lugares firmado en 1852, el cual protege los derechos y privilegios de todas estas comunidades.

Foto: @enernek
Foto: @enernek

Y entre estos derechos se hallan divisiones territoriales en el templo, las cuales corresponden únicamente a los encargados de esa parte y cualquier intervención de las otras vertientes del cristianismo ocasionaría grandes conflictos como una pelea en 2008 entre griegos y armenios al discutir por una zona común durante una procesión, la cual terminó con detenidos.

A pesar de que se llevaron a cabo algunas obras muy necesarias en el siglo XX por daños (recordemos que duró siglos sin restauración) por el tiempo y terremotos, estas constantes disputas han impedido que se tenga un mejor mantenimiento de este lugar sagrado.

#PreguntaAXM ¿Conocían la historia de la escalera inamovible?

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Karla Campos

Geek de tiempo de completo y viajera con muchas millas para recorrer.

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario