Tú x el Mundo

Me fuí a tomar un café y regresé después de siete meses

Por Joe Knolle

Ciudad de México

Bueno, pues todo comenzó cuando se me ocurrió la gran idea de entablar una relación por Internet, con una persona que vivía en España, mi ciudad natal. Sin embargo soy mas mexicano que el nopal ya que tengo la doble nacionalidad, española-mexicana. Llevo viviendo en el país por más de 17 años y España sinceramente sólo es el lugar donde nací.

Mis papas no se encontraban en la mejor situación económica y no podían solventar mi viaje a Europa; sin embargo, eso no fue impedimento para mí, yo tenia un poco de dinero guardado y literal busqué en Google “como viajar gratis ” y me salieron una infinidad de resultados entre ellos viajar en barco de carga. Sinceramente no fue mi primera opción, pero fue así como decidí hacer mi viaje, viajando en un carguero.

El barco salía del puerto de Miami exactamente en 2 semanas, había dos opciones: tomar un avión al puerto o irme por tierra ¿Cuál creen que decidí? haha irme por tierra. Tenía que ahorrar lo máximo posible!.

Recuerdo que le dije literalmente a mi mama “Má voy por un café con un Arturo, llego luego”, …y así empecé la travesía México-Miami, con una mochila al hombro, 5 cambios de ropa, unas chanclas, toalla, chamarra, latas de atún, sleepingbag, y tienda de campaña.

Alzando el pulgar y abordando un sin fin de camionetas, coches, trailers y autobuses, llegué en 7 días a San Antonio, Texas. Gastando tan solo 135 pesos! De ahí seguí levantando el pulgar y me avente 4 días más hasta Miami, gastando lo equivalente a 175 pesos.

Acampé en South Beach frente a un hotel en la avenida Collins llamado Parician Hotel donde me preguntaron qué hacia acampando frente a ellos, a lo que les conteste que no tenia donde dormir.

Afortunadamente la dueña del hotel decidió regalarme 2 noches y comida. Fui la persona más feliz del mundo!.

Seguramente se preguntarán lo que mi mama me dijo cuando se entero que iba hacia Miami, creo que jamás me habían dicho tantas malas palabras juntas.

En Miami abordé el barco carguero que llevaba el nombre de Emma Maersk, donde me dijeron que era el mas grande del mundo! Subí abordo y como estaban cargando y descargando el barco, todo mundo estaba trabajando, moviendo contenedores, cargando cajas, anotando cosas, en fin, era como una colonia de hormigas trabajando. Zarpamos del puerto de Miami a las 6:45 pm con dirección a Savannah, GA. En la travesía conocí el barco entero ya que por ser un carguero, no hay mucho que hacer abordo. Mi camarote estaba bastante bien, tenia una cama (Dios que cama tan más comoda!) baño privado, Tv, Dvd, aire acondicionado y una pequeña mesa. Sin embargo me la pase muy bien en mi camarote los primeros 20 minutos de viaje.

Salí del camarote para dirigirme a cubierta y comenzar a explorar aquel inmenso barco. Conocí a los tripulantes y uno de ellos se portó muy amigable, su nombre era Evan. Me mostró las entrañas del barco desde el compartimiento de combustible, pasando por los motores, hasta la bodega de alimentos, donde no dí crédito a tanta comida que había acomodada y marcada con fechas.

Cayó la noche en el océano. Wey! Jamás había visto tantas estrellas! Y me di cuenta de lo inmenso que es el mar. Tras deleitarme la pupila con tanta belleza de la naturaleza, me fui a mi camarote a dormir! La primera noche la pase fatal. ¿Alguna vez les a pasado que cuando están ahogados de borrachos la cama les da vueltas? Pues así lo sentía sin ni siquiera haber bebido una gota de alcohol!.

Desperté a la mañana siguiente con muchísima hambre me dirigí al comedor y me sirvieron unos deliciosos huevos revueltos sin nada! y un vaso de jugo de naranja, mas bien un vaso lleno de agua y 2 gotas de jugo de naranja; ni pedo es lo que hay y a chingarse haha. De ahí me fui a la cubierta a fumar, y me topé con el capitán del barco, comenzamos a platicar durante 5 o 10 minutos hasta que me ofreció conocer el centro de mando. Recuerdo que se me hizo una sonrisa de oreja a oreja y moví la cabeza afirmativamente. Al entrar me sorprendió la cantidad de marinos, oficiales y demás que están a cargo de la navegación del barco. El capitán me dejo hacer unos virajes y por primera vez manejé algo mas grande que una lancha! hahahaha. Por alguna razón el capitán y yo tuvimos mucha química.

Llegamos al puerto de Savannah después de 7 días de viaje. Me prohibieron merodear por el barco ya que podía interferir con el trabajo de carga y descarga, por lo que me quedé en mi camarote viendo Titanic ( comenzó a frekearme la idea de ir en barco hahaha).

Con el barco dirigiéndose a Nueva York, el capitán me invito a su oficina y comenzamos a beber bastante alcohol, una botella y media para ser exactos. Desde ahí odio el vodka. Ponerse pedo en un barco con el hombre que está a cargo suena totalmente descabellado. Recuerdo que le pregunté ¿Y no pasa nada si tu estás ebrio? Me contestó que estaba en su día de descanso. Yo le conté como era que había terminado en carguero después de anunciar que salía por un café. No puedo imaginar la cara de mi madre cuando le dije lo que estaba haciendo. A la fecha sigo riendo mucho! Me dijo que estaba loco! haha.

Llegamos a Nueva York y como no conocía, decidí bajar en el puerto para recorrer lo que mis pies me permitieran… Sinceramente, no conocí nada relevante en 4 horas que tenia para regresar al puerto.

Zarpamos rumbo Tilbury, Inglaterra. Viajamos durante una semana que se me hizo eterna y llena de miedo. ¡Pasamos por una tormenta horrible! el barco se movía como si fuera un patito de hule en una alberca de olas, yo iba cagándome de miedo y me paseaba por los pasillos del barco temblando. Fue allí donde me encontró Evan y me dijo que estaba pálido, haha me llevó a su camarote y bebimos como si no hubiera un mañana, (no soy tan borracho pero NO hay nada que hacer en medio del océano) pero fue así como se me fue bajando poco a poco el pavor que sentía al ver las pinches olas más grandes que el barco, jamás lo olvidare.

Después de esa semana de fiestas entre los tripulantes, y pláticas con la tripulación, llegamos a Inglaterra, donde se repite el proceso como en cada puerto. Allí estuvimos un día entero en el puerto donde logré conocer parte de la ciudad y quedé sorprendido por tanta arquitectura impresionante. Pasé la noche en un parque ya que me perdí y no sabia regresar. Fue allí donde descubrí lo ojete que pueden llegar a ser las personas al peguntarles por el puerto y decir “no sé”. Claro ninguna de las 200 personas aprox. que les pregunte sabía. Total, di con el puerto y regrese a mi camarote para encontrarme con la sorpresa de que me chingaron mi laptop y la cámara. Sinceramente me valía madres las cosas , lo que me importaba eran las fotos! Armé un pedo y le dije a Dave el capitán, me dijo “no te preocupes ya aparecerán” por dentro me dije, si claro! Al día siguiente aparecieron en el lugar donde las dejé.

Después de dos días de viaje llegamos a Alemania. Al estar aproximándonos al puerto, el capitán se acercó conmigo y me ofreció ver como se maneja el barco. Ya que se acercan al puerto, llegan unos barcos grúa que amarran al carguero y lo acercan al puerto para desembarcar. Bajé por unas escaleras a una de esas grúas junto con el capitán, y comenzaron a arrastrar el barco al puerto. Nunca entendí una sola palabra de lo que dijeron pero que estresante es el momento de llevar el barco al puerto desde las grúas, todo mundo está vuelto loco. Al día siguiente fuimos a Francia y allí baje del barco para después tomar un tren a España.

La tripulación muy buen pedo y el capitán siempre muy atento.

Es así como hice mi viaje en carguero durante aproximadamente un mes, pues en cada puerto tarda mas y otros menos. He omitido algunos puertos donde no pasó nada relevante.

Costo total de 7 meses de viaje en mochilazo recorriendo Europa y Asia aproximadamente 7000 pesos

Joe Knolle

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

alanxelmundo

11 Comentarios

Haz click aquí para publicar un comentario

  • Woooooow, qué agallas tienes y qué envidia te tengo.

    Yo jamás me atrevería a irme así, no podría con el estrés de no saber qué va a pasar mañana. Supongo que desde siempre he sabido que tengo que relajarme porque me he perdido de muchas aventuras por mi estrés jajajaja

    Bien por ti, definitivamente una historia de viaje bien fregona. Two thumbs up =)

  • Qué super aventura!!! de película eh!!! y si estás locoooooooooo, pero qué padre tener la satisfacción de haber pasado por una experiencia así y que todo haya salido bien, FELICIDADES!!!

  • no manches.. hasta me diste animos de empezar a hacer mi viaje… solo… solo que una pregunta cuando fuiste a miami necesitaste visa?? o te fuiste de mojado.. o indocumentado.. pero que huevos… tlj que ganas no me faltan de hacer esa hazaña muy bien pore ti… (Y)

  • Wow, que buena aventura.
    Como puditse conseguir un lugar en el barco carguero y que hasta habitacion individual tuviste? No te costo eso nada? La alimentacion en el barco?
    Bastante interesante tu aventura.

  • Que super viaje! Muy emocionante, muy motivador ademas, y eres todo un economista…. Me uno a los comentarios aquí publicados… cuéntanos mas detalles, como conseguiste un camarote y comida durante le viaje en barco, que mas de tu viaje por Europa y Asia, como regresaste a México,…. Felicidades, tu historia pero sobre todo tu viaje ha sido genial. Saludos!