Famosos x el Mundo Secciones

Luis Gerardo Méndez

Cuando estaba planeando mi viaje a Tailandia mi amiga la actriz Marisol Centeno me dijo que no me podía perder esta experiencia que ella había vivido algunos años atrás.

Elephant Camp en Tailandia

3

Cuando estaba planeando mi viaje a Tailandia mi amiga la actriz Marisol Centeno me dijo que no me podía perder esta experiencia que ella había vivido algunos años atrás.

La experiencia se llevó a cabo en el Chiang Elephant Conservation Center http://www.thailandelephant.org/en/ que como su nombre lo dice es un campamento que ayuda a la conservación de los elefantes. Me llamó mucho la atención e investigué y llené una solicitud. El centro tiene varias opciones de hospedaje desde días hasta semanas. Yo opté por quedarme 4 días y tuvo un costo aproximado de $4,000 pesos mexicanos con alimentos y hospedaje incluidos.

El objetivo del programa es que te vuelvas un “mahout” que es la persona a quien desde niño se le asignan un elefante también bebé. El mahout quien comienza desde los 10 o 12 años será el encargado del cuidado del elefante durante toda su vida, lo cual resulta sumamente interesante ya que la relación que se crea entre mahout y elefante es tan estrecha que hay casos en los que cuando el elefante se muere el mahout termina por morir días o meses después. Es una relación muy cercana ya que son compañeros durante toda la vida y a fin de cuentas es el mahout el encargado de darle de comer, bañarlo y enseñarle todo tipo de comandos para que lo obedezca..

TailandCamara 541

Este centro lo que hace es darle albergue a todos los elefantes que ya tuvieron vida de trabajo y no necesariamente trabajo que tenga que ver con cargar o construcción sino para atracciones turísticas, como circos o aquellos que renta la gente en la calle para que la gente se tome fotos y de vueltas por la ciudad, actividades que dejan maltratados a los animales.  También ayuda a elefantes enfermos o elefantes que van a dar a luz.

TailandCamara 428

Al momento en el que llegas te asignan una cabaña con 4 o 5 compañeros más que son turistas de todo el mundo (hay mucha gente de Australia). Tus actividades empiezan desde las 5:30 de la mañana a la hora que vas al bosque por el elefante, que es donde ellos duermen encadenados (los tienen que encadenar ya que de otra forma escaparían y los atropellarían en las autopistas). Desde el día uno te enseñan a decir los comandos lo cual resulta muy complicado ya que el acento tailandés es muy peculiar, sin embargo durante el primer día acabas logrando que el elefante te haga caso. El primer comando que te enseñan es para subirte al elefante sin silla. Aquí fue donde me dio un poco de miedo ya que veía que me tenía que subir sin ningún tipo de agarre o protección, sin embargo vi a una señora entro de mi grupo de 75 años que me dijo que no había ningún problema y me subí.

TailandCamara 547

Resulta que esta señora es viuda y solamente tiene un hijo a quien ve muy poco, en realidad era una señora muy solitaria. Me comentó que año con año ella iba a este campamento y era el mes más feliz de todo su año. Los elefantes se habían convertido en parte esencial de su vida y ya conocía a más de 10. Lo impresionante es que los elefantes también la reconocían a ella ya que tienen una memoria impresionante. En un principio no creía esto sin embargo pude presenciar como otro Americano que había ido 10 años atrás al campamento fue reconocido por el elefante que se le había asignado aquella vez. Realmente asombroso.

Día a día vas por elefante al bosque donde duerme y te metes a bañar con él al lago. Aquí me asusté un poco y es que el lago es súper profundo entonces el elefante se sumerge completamente y tu te quedas flotando solo en la superficie sin saber por donde va a salir aquel animal enorme, sin embargo es una experiencia increíble.

Durante tu estadía hay un entrenamiento porque hacen un show para niños locales cada semana, aquí tú te vuelves parte del espectáculo ya que ensayas durante esos días para la representación en la cual vas tu solo con tu elefante (junto con tus compañeros) y das los comandos para que los elefantes se agachen al mismo tiempo, levanten la trompa, etc. .

TailandCamara 488

Lo que más me gustaba era llevar al elefante de regreso al bosque ya que ibas tú solo sobre él viendo el atardecer en las montañas. Llegando al bosque escoges un árbol donde lo vas a dejar y te despides de él. Aquí es cuando te percatas de la relación que generarás con el animal, los elefantes tienen algo en la mirada como los perros que es sumamente transparente y hace que te encariñes rapidísimo.

La vida es muy bonita en el centro, es padre porque ves como viven los mahouts y hay una señora que te hace de desayunar, comer y cenar comida típica. Todo tu tiempo estás dedicado al elefante y en los ratos libres que tienes te dedicas a compartir experiencias con los otros turistas.

Tuve 2 puntos en mi viaje a Tailandia en los que pensé que quería dejar todo y me vengo a vivir allá, y uno fue cuando estaba regresando a mi elefante al bosque. En un punto se estaba poniendo el sol  y elefante se movía bastante. Debido al movimiento se me cayó la chancla, el elefante se detuvo y con la trompa agarró la chancla y me la dio sin que yo le dijera nada, me quedé en shock.

Al final a cada quien le dan su espacio para despedirse. Cuando te despides es algo súper emocional y dentro de mí decía “no llores, no llores. No dejes que los otros te vean” Mi sorpresa fue cuando volteé y vi a mis compañeros australianos, enormes, con cuerpos de jugadores de rugby y súper rudos llorando como niños cuando se despedían de sus elefantes y no sólo ellos sino todos los demás en mi grupo. Es impresionante el lazo tan especial que puedes crear con estos animales y cómo te puedes involucrar en la vida que llevan . Entendí y dimensioné cuando me dijeron que cuando se muere el elefante al poco tiempo el mahout se muere. Y es que su vida entera es ese elefante.

Otras actividades que puedes realizar es jugar fútbol con los bebés elefantes, lo cual es algo divertidísimo. El centro recicla muchos recursos, incluso el excremento del elefante que después de ciertos procesos es convertido en un papel padrísimo en el cual los elefantes pintan y tú puedes escribir cartas o lo que desees para llevarte como souvenir.  Al final es un centro autosustentable y que pesar de recibir recursos de los turistas, busca mantener la esencia de la experiencia.

TailandCamara 471

Una experiencia que no pueden perderse.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

alanxelmundo

13 Comentarios

Haz click aquí para publicar un comentario