Colaboraciones Presupuestos Secciones

Interjet, te odio

Lo que a continuación van a leer es una anécdota que me contó mi gran amigo Vince Miranda (actor de teatro), quien prefirió sacar su frustración contándome lo que había pasado con cierta “Aerolínea” en lugar de hacer corajes.

David

David Fridman

www.inthenameofvlog.com

Twitter:

@davefridman
@inthenameofvlog

Facebook:

facebook.com/inthenameofvlog

Youtube:

youtube.com/inthenameofvlog1

Tumblr:

http://inthenameofvlog.tumblr.com

VinceMiranda

Lo que a continuación van a leer es una anécdota que me contó mi gran amigo Vince Miranda (actor de teatro), quien prefirió sacar su frustración contándome lo que había pasado con cierta “Aerolínea” en lugar de hacer corajes. Posiblemente sea de ayuda para que todas aquellas personas que decidan viajar con Interjet, sepan a lo que se atienen.

…después de 10 deliciosos días en Connecticut y New York…

Llegamos a JFK, el aeropuerto de NY, en la madrugada del 3 de enero, o sea, empezando el año, justo terminando unas vacaciones deliciosas y con toda las ganas y necesidad de volver a México a trabajar. Eran las 4am y todo el noreste de Estados Unidos estaba cubierto por una GRAN tormenta invernal, a la cuál bautizaron como Hércules Monster Storm, muchísimo viento, nieve, frío, cual película de Hollywood. Eso quiere decir que el camino del hotel al aeropuerto estuvo intenso. Fue toda una aventura porque jalar una maletita por la Tundra podrá parecer fácil pero no. No es.

En fin, llegamos al aeropuerto mis papás y yo, listos para regresar.

La tormenta fue pronosticada el día anterior, pero nadie nunca pensó que iba a ser un Apocalipsis de esa magnitud, y entonces buscamos la manera de contactar a la aerolínea por la cual volaríamos para saber el estatus del vuelo, porque según los chismes de aeropuerto, algunos vuelos estaban siendo cancelados pero otros no.

El servicio a clientes de INTERJET sólo trabaja de 9am a 6pm – incluso cuando hay caos y destrucción a causa de un tsunami de nieve en sus rutas – y después de ese horario es imposible obtener cualquier tipo de información. Asumí que si el vuelo sería cancelado, nos lo harían saber con una llamada telefónica o por e-mail, lo cual no sucedió y eso, para mí, significó que todo estaría en orden. Asumir en estos casos no es una buena idea.

Regresando a mi historia. Llegamos a JFK, bajamos del shuttle las 5 grandes (GRANDES) maletas que traíamos, entre tormenta, nieve, frío, que la bota, que la bufanda, que el #joshocolet y todo lo que un blizzard trae consigo y logramos entrar a la terminal. Nos acercamos al counter de Interjet y dos señoritas azafatitas nos informan que nuestro vuelo había sido cancelado, que el avión no pudo entrar al aeropuerto desde la noche anterior y que nos trataron de localizar para avisarnos de la cancelación y les fue imposible ponerse en contacto con nosotros.

interjetazafatas

Jamás recibimos una sola llamada ni un triste mail de Interjet.

The plot thickens… Cuando preguntamos a qué hora saldría el siguiente vuelo, nos dicen que como no nos contactaron solo nos pudieron reubicar en otro vuelo hasta el día 9 o 15 de enero, sin ningún tipo de compensación porque el problema fue climático y no de la empresa.

Ustedes creerán: WOOHOO!! Vacaciones extendidas!!!

No, chavos.

Cómo nos íbamos a quedar 1 semana más?? Una semana mas de hotel con tarifas de Donald y Paris, una semana mas de comidas – que aunque comas puro hotdog en NY sale muy caro-, una semana mas de no volver al trabajo.  Y para poner las cosas mas interesantes, se nos habían terminado las pastillas para el corazón de mi papá. Yo ahorita ya estaba a media mala noticia mas de convertirme en el Abovincenable Hombre de las Nieves.

Lo primero que pensé fue que no iba a haber ningún tipo de problema porque Interjet es una empresa seria, y seguramente nos ayudarían a encontrar otra solución. O algo. Quedarnos una semana mas sin la medicina de mi papá no era una opción (en EUA es muy difícil comprar medicina sin receta) (First World Problems). Yo en mi mente pensé que Interjet tal vez nos ayudarían a encontrar una tarifa preferencial con otra aerolínea, o de plano, ayudarnos a transportar la receta a NY para poder conseguir sus medicinas.

Bueno, ni una ni otra, es más, ni siquiera una disculpa por no habernos avisado de la cancelación, al contrario una actitud de reclamo hacia nosotros (como si tuviéramos nosotros la culpa de la llovizna). Al ver que no se podía hacer nada, tuve que conseguir un boleto con otra aerolínea que me costó lo que costaría alimentar a una familia de 8. Y en clase turista. Y nomas de regreso. Y en la butaca de en medio.

Mis papás tuvieron que quedarse porque salía demasiado caro conseguir dos boletos mas y contrario a lo que ustedes puedan creer, un actor de teatro no es multimillonario. A menos que seas Hugh Jackman. Y no soy Hugh Jackman.

Al día siguiente en la mañana hablamos a servicio a clientes y de igual manera con la peor actitud del mundo, lavándose las manos de todo y contradiciéndose (y seguro con aliento horrible, no estoy seguro porque fue por teléfono), pues nos decían que a nadie se le avisaba en caso de cancelación, cuando horas antes nos habían dicho, que gracias a que no nos pudieron contactar no nos colocaron en el siguiente vuelo. Ni siquiera decir mentiras les sale bien. BABOSOS.

Mandamos e-mail a quejas y nos contestaron que nuestra queja no aplicaba, publiqué un tweet y me contestaron rapidísimo para decirme que lo iban a resolver. Evidentemente eso no pasó porque ni que fuera Hugh Jackman. Se comunicaron conmigo para decirme exactamente lo mismo, es mas, ni siquiera me pudieron dejar abierto el boleto que ya no iba a utilizar, definitivamente una situación frustrante.

La cosa es, que me tuve que regresar con el boleto mas caro de toda la historia de los boletos caros y mis papás se tuvieron que quedar en NY. Qué pasa con la gente que no tiene presupuesto para una semana mas, o no tiene suficiente crédito para poder absorber esos gastos? O tiene un bebé en su casa solito esperando su regreso? O un perrito?

La parte buena de la historia es que justo el día que me regresé, a mi mamá se le prendió el foco e investigó si teníamos seguro de viajes con la tarjeta que se usó para el vuelo, y resultó que sí, por lo que esa semana extra, finalmente se las pagará el seguro. La parte triste, es que una empresa del tamaño y prestigio de Interjet no tuviera ni la más minima intención de hacer equipo con sus clientes y ayudar a resolver el problema y terminar de otorgar el servicio que se contrató en un principio.

Moraleja: nunca viajen sin un seguro de viajes. Éstos cubren desde una maleta perdida o una enfermedad hasta todos los gastos generados con la cancelación de un vuelo por clima (depende del seguro, pero si los hay).

Moraleja 2: Interjet “#$!?¡%&/ a su madre!

Ah!!! Y no hagan corajes, al final, todo se resuelve…

Ah 2!!!! Y mi papá, como buen macho mexicano, se aguantó una semanota sin pastillas.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios