Secciones Tú x el Mundo

Escandinavia y el Báltico: Destinos que no debes pasar por alto (Parte 2)

Luego de mi recorrido por el sur sueco y la capital danesa, me embarqué hacia una nueva aventura: Estocolmo, Suecia

Autora: Brenda Mejía

Luego de mi recorrido por el sur sueco y la capital danesa, me embarqué hacia una nueva aventura: Estocolmo, Suecia. Estocolmo, como casi cualquier otra capital europea, es una ciudad sumamente cosmopolita y a la vanguardia. Algunos la llaman la Venecia del Norte por ser todo un archipiélago. Es una ciudadmultilingüee la cual es considerada como un paraíso para los estudiantes y también está salpicada por un alto grado de historia ya que ahí se encuentra el castillo real sueco. El hostal donde me quedé mientras visité la ciudad estaba en pleno centro en la calle peatonal más grande de esta área: Drottninggatan (Calle de la reina).

1

Hombre imitando a Michael Jackson en Drottninggatan 

Esta calle te lleva justo desde la estación central de Estocolmo hasta Gamla Stan (Ciudad Vieja) que es uno de los mayores atractivos de la ciudad. Para comenzar la travesía por Estocolmo solo necesitas dos artículos indispensables:

2

Una vez tengas esto, estas listo para empezar tu aventura en la ciudad. Mi primera aventura comenzó en Gamla Stan, donde visité el que diría que es uno de los mejores cafés del mundo: Chokladkoppen. Una de las vistas más conocidas de la ciudad de Estocolmo es precisamente esta en Stortoget (Plaza) donde Chokladkoppen está localizado.

3

Chokladkoppen en el centro 

Chokladkoppen es popular por sus bebidas calientes en épocas de frío y por sus deliciosos postres. Esta fue una de las delicias que probé en una de mis múltiples visitas, chocolate blanco caliente y pastel de frambuesas:

4

Luego de Chokladkoppen, justo en Stortoget se encuentra localizado el Museo de Nobel. Es un lugar que uno no debería pasar por alto una vez se encuentra en Estocolmo ya que de esa manera conoces más de la vida de Alfred Nobel y de todos los pasados ganadores de estos premios. Si eres estudiante, tienen una tarifa especial de 75kr (Aproximadamente $12 USD). En el día que fui tenían una exhibición especial en honor a Tomas Transtromer, poeta sueco que ganó el Premio Nobel de Literatura en 2011.

5

6

Luego de salir del Museo de Nobel, mi amiga Diana (quien vive en Estocolmo) y yo decidimos caminar hasta el recién inaugurado museo del grupo musical sueco ABBA. Debo confesar que fue una de mis experiencias favoritas en la ciudad. La entrada al museo es algo costosa (195kr = $30 USD) pero si eres fan del grupo vas a sentir al final que valió la pena. El museo cuenta con mucho de su vestuario original, su historia presentada de forma bastante interactiva y hasta te permiten grabarte cantando canciones de ellos, luciendo su vestimenta y cantando junto con ellos para luego bajarlo desde el site de internet del museo. También el museo es sede del Swedish Music Hall of Fame y puedes conocer otros detalles de la música sueca (y ver artículos de gente como Van Halen o Yngwie Malmstein entre otros). La tienda del museo es enorme y con una variedad de souvenirs increíble. Ojo, no son nada económicos tampoco.

7

8

9

10

Otro de los lugares que no dejé de visitar en Estocolmo fue precisamente el Palacio Real. Uno se puede pasar el día entero solo viendo las maravillas del palacio y los cambios de guardia.

11

12

Al estar entre locales, tuve la oportunidad de experimentar un típico sábado veraniego para los suecos. Normalmente, se va al parque a hacer distintas comidas a la brasa mientras se toma el sol.

13

Uno de los productos suecos más conocidos en el mundo son precisamente los muebles de la tienda IKEA. Algo curioso que encontre en los IKEA de Estocolmo es que además de tener una cafetería donde ofrecen platillos típicos suecos, también tienen su propia cerveza.

14

15

Luego de todas estas aventuras (y algunas otras) me tocó decirle adios a Estocolmo y decirle hola a Gotemburgo, el paraíso universitario del país. A pesar de que estas que voy a mostrarles las van a encontrar en todo el país, fue en Gotemburgo donde más útiles me fueron. Me refiero a los SystemBolaget (la tienda del estado dedicada a la venta de alcohol). En Suecia solamente el estado puede venderte alcohol y el SystemBolaget no abre los domingos y los sábados cierra a las 3pm. Ir un sábado a un SystemBolaget puede ser todo un caos. La realidad es que nunca en mi vida había visto una tienda de licores tan completa.

16

Gotemburgo es la segunda ciudad del país y una de las cosas que las hace sumamente particular lo es la cantidad de trams que encuentras en la ciudad. Es el principal medio de transportación.

17

Trams de Gotemburgo

Siempre habrá una fiesta en alguna calle de esta ciudad debido a la gran cantidad de estudiantes internacionales que viven allí. Aquí podrás disfrutar de atracciones como el Museo de los autos Volvo, el parque de diversiones Lisenberg y el parque Slottskogen que cuenta con su propio zoológico donde tiene una gran variedad de especies. En Gotemburgo prepárate para las fiestas de todo tipo, hay una variedad enorme de vida nocturna.

18

Gay Pride Parade en Gotemburgo

19

Pinguinos en el Slottskogen Park

20

 Museo de Volvo

21

Parque de diversiones, Liseberg 

En la próxima edición hablaré de mi último destino escandinavo: Oslo, Noruega y de una hermosa ciudad Báltica: Riga, Letonia. Hasta entonces.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios