Tú x el Mundo

Convertirse en maestro de yoga: Mi experiencia

Por: Laura Hernández 

La experiencia de llegar a ser maestro de yoga certificado … ¡oh! por dónde empezar

Hace 6 meses decidí embarcarme en el increíble viaje de perseguir mi RYT200. Ahora quiero compartir mi experiencia durante el curso de 200 horas, mis reflexiones, las cosas que me encantaron, lo que no esperaba, ¡y también mis consejos para aquellos que están pensando seguir este camino y conseguir su RYT200!

Las razones para ser maestra de yoga

He sido practicante regular ¡o casi! desde que iba a la escuela. Independientemente de cuánto dinero tenía, o del ejercicio de moda en ese momento, el yoga nunca dejó de estar en el centro de mi corazón, incluso durante las temporadas en las que solo podía ir al estudio una vez cada pocas semanas.

Siempre me han atraído los aspectos físicos, espirituales y mentales de la práctica del yoga. Me encanta la creatividad implícita en los flujos de ejercicios de Vinyasa, la belleza de los movimientos coordinados con la respiración, y cómo el yoga hace que el mundo exterior desaparezca cuando estoy en mi yoga mat.

Encontrar el programa de yoga adecuado

A medida que progresaba en mi práctica de yoga, mi deseo de enseñar crecía, pero encontrar el curso de yoga adecuado para convertirme en profesora me llevó mucho tiempo de investigación.

No hay dos programas iguales. Varían en estilo, ubicación, duración, plan de estudios, precio y horario, y una simple búsqueda en Google puede volverse abrumadora por la cantidad de opciones.

Una cosa tenía clara, tenía que ser fuera de España. Quería un cambio en mi vida y salir fuera significaba que iba en serio. Consideré opciones de cursos en India, Tailandia e Indonesia. Todos tenían pros y contras pero el que más me sedujo fue un curso de la escuela Kavaalya en Goa (India).

Dos factores fueron determinantes, uno el hecho de que el yoga nació en India y quería experimentarlo de forma pura y el otro el ¡precio!, India es mucho más barato que las otras dos opciones.

Mi consejo:

  • En primer lugar, si te sientes llamado a enseñar, sigue ese impulso. No importa cuánto tiempo o con frecuencia hayas practicado, tu intuición sabe lo que necesitas. Incluso si no te ves enseñando, un curso de yoga en India es un viaje increíble que cambiará tu vida.
  • Tómate el tiempo que necesites para encontrar una escuela que te haga vibrar. 1) ten en cuenta que vas a aprender a enseñar como te enseñan a ti. Por eso es importante que elijas bien. Te recomendaría aprender el yoga original, es decir, Hatha/Ashtanga Vinyasa. 2) vas a pasar 200 horas aprendiendo y practicando, así que conciénciate y disfrútalo.
  • Asegúrate que eliges una escuela de yoga registrada con Yoga Alliance.

El proceso

El viaje personal que supone hacer el curso fue estimulante, emocional, abrumador, agotador,….y completamente increíble en todos los sentidos.

Para empezar, aprendí muy pronto que practicar yoga y enseñar yoga son dos cosas completamente diferentes. Había practicado yoga durante años, pero tratar de aconsejar y guiar a las personas incluso en las posturas más simples, indicando la alineación adecuada, era como tratar de hablar un idioma que no sabes. 

Al principio fue un poco frustrante y desalentador y tuve que superar todos mis obstáculos mentales que me hacían pensar que eso era demasiado para mí. Llegué a creer que me había equivocado y que no era para mí.

Eso me hizo valorar y respetar el trabajo de los profesores. Nunca volví a ver una clase de yoga de la misma manera. Con el tiempo, comencé a sentirme más cómoda, hasta que se convirtió en algo natural y divertido. El proceso supuso una cura de humildad para mí y en la experiencia más gratificante que jamás he tenido. 

Mi consejo:

  • Recuerda, debes estar dispuesta a ser un principiante en algo, cualquier cosa, para poder llegar a ser buena.
  • Disfruta el proceso de aprendizaje, no seas crítica contigo misma y celebra todas las pequeñas victorias.

El plan de estudios de 3 semanas super intensivas consistió en asanas (posturas), historia, filosofía, anatomía, pranayama (respiración), meditación, chakras, ayurveda, secuenciación, estructura de clases y más…. 

Me encantó aprender todo lo que iba más allá de la práctica física del yoga, y estaba ansiosa por seguir aprendiendo y por buscar libros y recursos sobre eso. Mi entrenamiento amplió enormemente mi comprensión educativa y espiritual y la conexión con el yoga, y profundizó mi práctica considerablemente.

También tengo que decir que algunos días creí que iba a explotar tratando de asimilar todos los conocimientos. Me sentía desbordada y pensaba que iba a colapsar. Para esos momentos nos enseñaron técnicas de relajación y meditación que me ayudaron mucho

Mi consejo:

  • Ser amable contigo misma. No todos los días serán buenos. Confía en ti.
  • No pospongas trabajo. Puedes hacer mucho más de lo que crees.

Por último, no me di cuenta la profunda conexión que se había creado con todas aquellas  increíbles mujeres que entrenaban conmigo. Todas estábamos en diferentes caminos vitales, nos sentíamos llamadas a entrenar por diferentes razones, y todas experimentamos diferentes dificultades, y sin embargo, no podríamos estar más unidas.

Estoy muy agradecida por las amistades que hice. Nos reímos juntas, lloramos juntas, celebramos juntas, trabajamos juntas y siempre habrá un espacio en mi corazón reservado para ellas.

Progresando

Ya he terminado, ¿y ahora qué hago?, con el certificado de Kavaalya, te registras en Yoga Alliance. Después de eso, ya estás lista para empezar. 

Lo mejor es ir paso a paso y entender que la vida es un proceso de aprendizaje continuo. Empieza en un estudio ganando experiencia y luego, si lo sientes así, abre tu propio centro y desarrolla tu propio estilo de enseñanza.  

Mi consejo:

  • Sé tu misma. Mantente fiel a tu voz interna. Recuerda que hay un maestro para cada estudiante y un estudiante para cada maestro.
  • ¡Sal ahí fuera! Una vez que eres un RYT, tienes las calificaciones para enseñar donde quieras. Hazlo progresivamente pero no tengas miedo.

En pocas palabras, esta experiencia que te he contado ha sido el periodo más gratificante de mi vida. Aprendí mucho más de lo que esperaba (tanto sobre el yoga como sobre mí) y me ha abierto una puerta a un futuro que estoy deseando conocer.

Espero de todo corazón que este blog sea útil para ti. 

Namaste ?

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

alanxelmundo

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario