Entérate

Santa Sofía volverá a ser mezquita

Foto: givaga / 123RF

El presidente de Turquía,  Recep Tayyip Erdogan, firmó este viernes un decreto que señala que la antigua Basílica bizantina de Santa Sofía, en Estambul, regresará a ser mezquita. 

En 1934, Santa Sofía fue convertida en museo por un decreto ministerial, el cual fue anulado por una decisión del máximo tribunal administrativo de Turquía, el Danistay, y a partir de hoy, el recinto estará bajo la administración de Diyanet, la Autoridad de Asuntos Religiosos.

A través de su cuenta de Twitter, Erdogan, dio a conocer dicho acuerdo. 

El Danistay decidió por unanimidad declarar inválida la decisión ministerial de 1934, pues considera que el edificio estaba registrado como mezquita en el catastro otomano y fue ilegal modificar el estatus.

Ante esta decisión, la Unesco manifestó su preocupación debido a que Santa Sofía es Patrimonio de la Humanidad y al regresar a ser mezquita podría sufrir algunos cambios. “Exigimos a las autoridades turcas que inicien un diálogo antes de tomar una decisión que pueda minar los valores universales del monumento”, señaló la institución a través de un comunicado. 

Foto: sivenkovnik / 123RF

La Unesco también agregó que “cualquier modificación” a un sitio incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad deber ser “notificado de antemano a la Unesco y, en su caso, revisado por el Comité de Patrimonio de la Humanidad”.

Como respuesta al comunicado de la Unesco, el portazo del Ejecutivo turco, Ibrahim Kalin, asegura que la reconversión de Santa Sofía en mezquita no afectará su estatus de patrimonio cultural, e incluso los mosaicos que representan figuras humanas (que tendrían que ser cubiertas para el culto musulmán), serán “preservados”, y los viajeros podrán seguir visitándola cuando no sean las horas del rezo, como se hace en otras mezquitas turcas o en iglesias como Sacré Coeur, en París.

Se prevé que el primer rezo colectivo en Santa Sofía podría llevarse a cabo el próximo 15 de julio.

Foto: NATTEE CHALERMTIRAGOOL / 123RF

Del año 360 al 1453, Santa Sofía fue Basílica Ortodoxa Bizantina. Durante este periodo fue destruida dos veces por incendios, uno en el 404 y el otro en 532.

Tras el segundo incendio, el emperador Justiniano I mandó a reconstruirla y en el 537 fue terminada, conviertiéndose en la joya de Constantinopla, capital del Imperio Bizantino. Además fue sede del patriarca ortodoxo y en su interior se realizaban ceremonias imperiales bizantinas, como coronaciones.

Tras la conquista de Constantinopla por parte del Imperio Otomano, en 1453, se convirtió en mezquita. Fue hasta 1931 cuando dejó de serlo y pasó a ser secularizada hasta que en 1935 se inauguró como museo. 

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Miriam

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario