Tips

República Checa para aventureros

Foto: @visitcz

República Checa es un tesoro arquitectónico, de cultura y paisajes con castillos como de cuento que roban el aliento a sus visitantes, pero muchas veces los viajeros necesitamos un poco de aventura para sacar toda la adrenalina que llevamos dentro.

¿Es República Checa un destino para este tipo de actividades? La respuesta es sí y a continuación les compartimos algunas cosas que pueden hacer en este país para sacar el aventurero que llevan dentro.

Senderismo y naturaleza 

Existen caminos impresionantes por recorrer y admirar las maravillas naturales del planeta, un ejemplo es el Parque Nacional de la Suiza Checa con sus oscuras cañadas, vistas panorámicas y un paisaje sonoro único, que por sí solo merece la pena visitar, pero que una gran forma de llegar es a través de alguna ruta de senderismo. 

A través del llamado Sendero de Gabriel, los viajeros recorrerán alrededor de 6 kilómetros desde Mezní Louka hasta la famosa Puerta de Pravčice, el arco monumental de roca más grande Europa, además de caminos con miradores (como la colina Růžovský vrch, la más alta del parque) que los dejarán sin palabras. 

Foto: @visitcz

Dicen que las cosas se ven mejor desde las alturas y desde el monte Boubín (1,362 metros) en la parte sur-oriental de Šumava tendrán grandes panorámicas de la selva de Boubín, el más grande bosque original de Europa Central.

Recorrer este bosque con abetos, hayas y arces con hasta 400 años de antigüedad y que en algunas zonas ofrece un espectáculo de cuento con árboles torcidos, raíces enmarañadas y con formaciones extrañas derivadas de una gran tormenta que arrasó la zona en el siglo XVIII, será toda una aventura. Aunque el antiguo núcleo está cercado, alrededor de su perímetro hay un sendero que comienza en el lago Boubín, ¡no olviden la cámara! 

Otro destino con varias opciones de actividades al aire libre es la Reserva de la Biosfera de Pálava en Moravia del Sur, la cual está protegida por la UNESCO y ofrece desde ruinas de castillos medievales, lagos de aguas cristalinas, hasta viñedos con deliciosos productos de la zona. 

A destacar las rutas a pie o en bicicleta desde la ciudad de Mikulov o el pueblo vinícola de Pavlov, ubicado al pie de la colina más alta de Pálava, Děvín. Con rutas bien señalizadas para los viajeros, se podrán realizar degustaciones de vino mientras se llega a la reserva, ¡una experiencia combinada para los #GordosPorElMundo! 

En Pálava también podrán seguir los pasos de antiguos cazadores de mamut en Dolní Věstonice, a través de las huellas prehistóricas preservadas en este sitio o conocer el sitio donde se encontró la Venus de Věstonice, que se incluye entre los tesoros más valiosos de la República Checa.

Foto: Ondrej Prosicky / 123RF

EXTRA: ¿Listos para sumergirse, literalmente, en la tierra? las cuevas de Punkva, en Karst de Moravia, es una de las maravillas naturales que les permitirán ver catedrales con estalagmitas a pie, en un tren turístico y finalmente en un paseo de lancha por las aguas del río subterráneo Punkva.

Si quieren conocer cada sitio natural que pueden encontrar en República Checa, den click aquí

Rutas y caminos para ciclistas

Si bien en varios de los lugares mencionados en el punto anterior existen rutas ciclistas para llegar a los mismos destinos, hay otras que dejarán a los fanáticos de andar en bicicleta con grandes experiencias en el camino. 

El país se ha comprometido con la seguridad de los ciclistas con rutas y caminos bien señalizados que permitirán toda clase de experiencias para principiantes y bikers de hueso colorado.

Dentro del cicloturismo, destaca la ruta Greenway, que conduce de Praga a Viena (Austria) a través de encantadoras ciudades, aldeas históricas, románticos castillos y elegantes palacios y uno que otro monasterio medieval.

Al realizar este camino por la libre, el viajero podrá recorrer los 470 km entre ambas capitales europeas de manera segura, con rutas señalizadas y, en su mayoría, carreteras asfaltadas tranquilas. No hay prisa y con todo lo que encontrarán en el camino, descubrirán que el viaje mismo es el destino. 

Si les gustan los castillos, la ruta ciclista Ohře de Alemania hasta Praga por la Bohemia Occidental les mostrará algunos de los más bellos del país como Cheb, Loket, Křivoklát y Karlštejn. El circuito de 99 km de longitud no representa mayor dificultad, pues la mayor parte del tiempo se realiza en rutas ciclistas sin tráfico y es apto incluso para familias con niños pequeños.

En el camino encontrarán también una zona volcánica, cañones profundos en las Rocas Svatošské y para descansar un poco, una buena parada sería la ciudad Karlovy Vary, famosa por sus balnearios y aguas medicinales. 

¿Listos para una ruta con mayor dificultad o por lo menos más larga? En esta ocasión el río Elba será su compañero por los valles de las montañas de Krkonoše, las tierras bajas, ciudades medievales, formaciones rocosas únicas y lugares envueltos en mitos y leyendas.

La ruta Elba mide más de mil kilómetros (620 millas) y comienza en Alemania (donde se llama Elberadweg) hasta la República Checa y es muy popular entre las familias con niños porque es fácil seguir la elevación del río. Esta ruta pasa por el Parque Nacional de Suiza Checa, mencionado en el punto anterior. 

La siguiente ruta guarda recuerdos históricos dolorosos relacionados con la inquisición y la quema de mujeres en el siglo XVII por supuestos vínculos con fuerzas malignas. Conocido como el camino de las brujas, las cuales están presentes hasta en las señales de tránsito que muestran hechiceras en bicicleta, incluye sitios representativos que narran los hechos ocurridos y comienza en Mohelnice. 

#ConsejosAXM: Antes de realizar cualquier viaje en bicicleta, no olviden tomar en cuenta todas las medidas de seguridad. Les compartimos esta Guía básica para planear un viaje en bicicleta 

Actividades deportivas 

El golf es un deporte escocés con practicantes alrededor de todo el planeta y en República Checa podrán encontrar una infraestructura ideal para jugarlo y aprender más sobre este deporte con campos espectaculares, resorts destinados al deporte, academias, simuladores indoor y escuelas para jugadores novatos y experimentados.

Algunos sitios a destacar son el resort de golf Kaskáda, cerca de la Presa de Brno, y el recinto de golf, cerca del castillo de Konopiště, que cuenta con dos campos de golf profesionales de 18 hoyos y un campo de 9 hoyos para el público general, y destaca por sus paisajes únicos. 

Foto: @visitcz

Si el golf es muy tranquilo para ustedes, en invierno podrán practicar todo tipo de deportes de nieve como esquí alpino, snowboard o esquí de fondo en alguna de las estaciones de montaña que ofrecen cada año varias novedades, desde pistas para trineos y snowtubing hasta modernos teleféricos. 

Entre las estaciones de nieve más populares en República Checa se encuentran las ubicadas entre las montañas Krkonoše, Skiresort Černá Hora y Skiareál Špindlerův Mlýn; y Skiareál Lipno, en los montes Šumava. Todas son ideales para viajar en familia.

Foto: @visitcz

EXTRA: Aprovechen su visita a las montañas checas y sus vistas nevadas para realizar actividades de parapente, trineo de bobsleigh o sacar sus patines en la pista más larga del mundo en la presa de Lipno, en la región de Český Krumlov.

Si prefieren el verano, aquí encontrarán las diversas actividades que pueden realizar en esta temporada del año. 

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios