Tips

¿Qué hacer en Praga?

Foto: Aliaksandr Antanovich / 123RF

Praga, llamada también la ciudad de las 100 torres, es reconocida como monumento de la UNESCO y considerada una de las ciudades más bellas del mundo; por lo que es uno de los sitios más visitados y que más suspiros saca a los viajeros. 

Este increíble y único destino ofrece una gran variedad de actividades y lugares que los viajeros pueden visitar durante su estancia en la capital checa.

En esta ocasión les compartimos opciones para hacer y visitar en Praga. 

Practicar la contemplación en la Plaza de la Ciudad Vieja 

La Plaza de la Ciudad Vieja es la plaza principal de Praga desde hace más de mil años; este sitio es el corazón de la ciudad y es ideal para practicar la contemplación, ver la vida local y compartir momentos con más viajeros. 

Está rodeada de diversos edificios históricos, cada uno con un estilo arquitectónico especial. Además alberga el monumento a Jan Hus, un religioso reformista quien es considerado uno de los precursores de la Reforma Protestante. 

A unos pasos del monumento a Jan Hus se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, sus torres de 80 metros de altura destacan de los edificios que la rodean. Este recinto llegó a ser la construcción más alta de Praga. 

El exterior de la iglesia es de un diseño gótico, sin embargo su interior es de estilo barroco, en el altar se pueden apreciar obras de Karel Škréta. También alberga el órgano más antiguo de la ciudad, además de la tumba del astrónomo danés Tico de Brahe. 

Foto: Aliaksandr Antanovich / 123RF

Aunque, quizá la estrella de la plaza es el famoso Reloj Astronómico, el cual tiene más de 600 años de antigüedad y es el único en su tipo que queda en el mundo.

Se dice que a su creador, el relojero checo Hanuš, lo cegaron para que no volviera a hacer uno similar. También se dice que el día que la máquina del reloj se pare, estallará una guerra.

Decenas de viajeros se reúnen cada hora a su alrededor para ver un espectáculo único, pues se asoman y pasean las figuras de los 12 apóstoles. El Reloj Astronómico marca la hora, señala la fecha y el tiempo astronómico. 

Otros de los sitios que ver en la plaza es la Torre del Antiguo Ayuntamiento, de casi 60 metros de altura y desde donde se pueden apreciar increíbles vistas de la ciudad y de la plaza. 

También se puede apreciar la Columna Mariana, la cual se levantó en junio de 2020, y se trata de una réplica de la erigida en 1650 pero que fue derribada en 1918 por una turba tras la desaparición del imperio austrohúngaro. 

Visitar el Castillo de Praga 

El Castillo de Praga es quizá la atracción más visitada de toda República Checa, además destaca por ser el castillo más grande del mundo; su superficie equivale a 7 campos de fútbol. 

El castillo fue construido en el siglo IX. Se cree que fue fundado alrededor del año 880 por el príncipe Bořivoj de la dinastía Premyslid.

Esta fortaleza está compuesta por un conjunto de palacios y edificios eclesiásticos de diferentes estilos arquitectónicos.

El recinto, que se ubica en lo alto de una colina, ha sido residencia de reyes, emperadores y presidentes. 

Foto: Kostiantyn Maslak / 123RF

Entre los sitios que se pueden visitar destacan el Antiguo Palacio Real, la Basílilca de San Jorge, la Callejuela del Oro y la Catedral de San Vito, ésta última es considerada una símbolo de Praga y de toda República Checa. 

La Catedral de San Vito alberga el objeto de plata más grande del mundo, pesa dos mil kilos y se trata de la tumba de San Juan de Nepomuceno. Además, en una de sus capillas se encuentran los restos de San Wenceslao. Si quieren disfrutar de una increíble vista, suban a la torre, en donde también verán a Zikmund, la campana más grande de República Checa. 

Cruzar el Puente de Carlos 

El Puente de Carlos es un puente medieval hecho de piedra y es otra de las joyas de Praga. Atraviesa el río Moldava y une a los barrios de Staré Mesto y Malá Strana.

El puente data del siglo XIV y en él se pueden admirar 30 estatuas, aunque la más popular es la de San Juan Nepomuceno. 

La historia del puente se remonta al siglo X, cuando un puente de madera unía las dos orillas del Moldava, posteriormente, en el siglo XII, se construyó el primer puente de piedra de Praga, el Puente de Judith, sin embargo fue destruido por varios fenómenos naturales. 

Finalmente, el rey Carlos IV mandó construir un mejor puente de piedra y desde entonces ha sido uno de los principales atractivos de la ciudad.

Una de las mejores horas para visitarlo es al atardecer, vivirán una experiencia única, aunque si no quieren encontrarse con mucha gente, la mejor hora es al amanecer. 

Visitar la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves 

Esta iglesia destaca por su altura, pues cuenta con una bóveda de 34 metros. Además, su altar presume ser el más grande de Praga. 

A lado de la iglesia se encuentra el Jardín Franciscano, en donde podrán relajarse en alguno de sus bancos, admirar sus esculturas, fuentes, árboles frutales, flores, plantas e incluso los viajeros más pequeños pueden disfrutar de un área de juegos. 

Recorrer el Museo de Franz Kafka 

Este sitio es ideal para los amantes de las obras de Franz Kafka o para quienes quisieran conocer más sobre la vida del escritor.

El museo exhibe manuscritos, borradores, diarios, fotografías y dibujos de Kafka, pues además de ser escritor también solía pintar. 

Gracias a la curaduría de la exhibición, al recorrerlo se puede sentir una atmósfera muy kafkiana, llena de sonidos que los harán sentirse en alguna obra del escritor. 

Foto: Vladislav Zolotov / 123RF

Dato extra. En la entrada del museo verán una curiosa fuente; se trata de una obra del artista praguense David Černý, llamada la Fuente de Černý. 

Conocer el Teatro de los Estamentos 

El Teatro de los Estamentos tiene un diseño de estilo clasicista y fue inaugurado el 21 de abril de 1783 con la obra de Lessing Emilia Galotti. 

Este recinto fue importante para Wolfang Amadeus Mozart, pues en enero de 1787 dirigió Las Bodas de Fígaro, y el 29 de octubre del mismo año celebró el estreno mundial de la ópera Don Giovanni. 

El Teatro de los Estamentos es un edificio espectacular, y actualmente se pueden ver actuaciones de compañías de drama, ópera y ballet. 

Admirar la Torre de la Pólvora 

La Torre de la Pólvora es una de las construcciones más significativas del gótico tardío en Praga. Data del año 1475 y es puerta de entrada a la Ciudad Vieja. 

Antiguamente se utilizaba como un almacén militar de pólvora, de ahí su nombre. 

Actualmente, la Torre de la Pólvora marca el inicio de la calle Camino Real o Camino de la Coronación, la cual presume ser la más bonita de toda la ciudad; en ella encontrarán muchas tiendas de souvenirs. 

Foto: Iakov Filimonov / 123RF

La Torre de la Pólvora cuenta con un mirador de 44 metros de altura desde donde pueden disfrutar de vistas de la ciudad.

Conocer la Plaza de Wenceslao 

La Plaza de Wenceslao es una de las más importantes de Praga, es un núcleo comercial y se ubica en la Ciudad Nueva. 

En este sitio encontrarán la estatua de San Wenceslao, hecha en bronce por el arquitecto checo Josef Myslbek.

En la plaza también se encuentra el Palacio Lucerna, un pasaje comercial que vale muchísimo la pena visitar por su  diseño arquitectónico. Fue construido a principios del siglo XX, y de entre los comercios que alberga destaca un cine de art-nouveau y el Gran Salón. 

Otro sitio que pueden visitar en esta zona es el Museo Nacional, el cual fundado a principios del siglo XIX y es el más grande de todo el país. Está dividido en 5 departamentos especializados, los cuales son: Museo de ciencias naturales, Museo de historia, Museo checo de música, Museo Náprstek de culturas asiáticas, africanas y americanas y Biblioteca del Museo nacional. 

Explorar los barrios 

Praga cuenta con diversos barrios, unos más populares que otros por sus atracciones y ofertas de entretenimiento. 

Entre los barrios de Praga destacan Malá Strana, Hradčany, Staré Mesto, el Barrio judío, Vinohrady, Žižkov y Karlín. 

Malá Strana es el favorito de Alan por el mundo, y quizá el mejor conservado del centro histórico de la ciudad. En él se encuentra el Monte Petřín, desde donde pueden disfrutar de buenas vistas de Praga, además está la Torre de Petřín, que podría resultarles un poco familiar a la Torre Eiffel. 

El barrio Hradcany es otro de los populares entre los viajeros por ser el sitio donde se encuentra el Castillo de Praga, la Catedral de San Vito y la Callejuela de Oro. 

En Staré Mesto encontrarán los lugares más emblemáticos de la ciudad, como el Puente de Carlos, la Plaza de la Ciudad Vieja y el reloj astronómico. 

Nove Mesto es el barrio donde se encuentra la Plaza de Wenceslao y el Museo Nacional.

En lo que actualmente es el Barrio Judío estaba el gueto, el cual es uno de los mejores conservados de europa. En él encontrarán seis sinagogas, el Ayuntamiento Judío y un cementerio.

Vinohrady es uno de los barrios favoritos de los locales, lo que lo hace perfecto para conocer más sobre la vida de los praguenses. En este barrio se encuentra la Iglesia del Sagrado Corazón, la iglesia más moderna de Praga. 

Además, en Vinohrady está la Torre de Televisión, el edificio más alto de Praga. Se puede subir a su mirador para disfrutar de increíbles vistas de toda la ciudad. 

Žižkov es un barrio lleno de vida y gente joven.

Karlín es el barrio “hipster” de Praga. En él encontrarán foros y varias opciones para comer o tomar un café. 

Si quieren conocer más sobre los barrios Vinohrady, Žižkov y Karlín, vean este video de Alan por el mundo. 

Praga tiene muchísimas cosas que ofrecer a los viajeros. Lo mejor es explorar y perderse por sus calles para conocerla a fondo. Si quieren conocer más actividades y sitios por explorar en la capital checa, visiten la página Visit Czech Republic. 

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Miriam

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario