Colaboraciones

La cámara, mi compañera de viajes

Aunque apenas tengo 27 años he pasado gran parte de mi vida viajando. Sola, acompañada, con amigos, con familia, como sea; los viajes siempre me han llenado de experiencias.

firmas colaboraciones_nab

Aunque apenas tengo 27 años he pasado gran parte de mi vida viajando. Sola, acompañada, con amigos, con familia, como sea; los viajes siempre me han llenado de experiencias.

Pero últimamente he encontrado una extraña paz en viajar sola. Sentir que no necesito más compañía que estar conmigo misma, es mágico. Yo soy dueña de mi tiempo.

f1

Aunque, muchas veces descubro tantas cosas que necesito un cómplice que me ayude a recordarlas tal y como yo lo hago.

Amo tomar fotos y en ellas he encontrado una increíble forma de representar mis ideas. Antes, siempre trataba de tener mi teléfono a la mano para capturar cada momento. Ahora todo ha cambiado, ahora quiero algo más, quiero plasmar instantes.

Por eso fue que decidí comprar una cámara semi profesional que se ha convertido en la compañera ideal de mis viajes, ya que puede reflejar exactamente lo que mis ojos ven y me ayuda compartir mis memorias.

La cámara no se aburre, no se cansa y siempre me acompaña, de vez en cuando necesita recargar su batería, pero nunca me falla.

f2f3

Hay días en los que al volver a casa, me siento a ver mis fotos y revivo los momentos, es como si regresara a mi destino y eso me encanta.

f4

Si a ti como mí te gusta tener muy presentes tus recuerdos, puedes optar por una cámara que le pueda dar más vida a tus fotos, porque, aunque los smarthphones proporcionan inmediatez, nunca tendrán la misma calidad.

Cabe mencionar que aunque no soy una experta en fotografía, soy una persona muy visual, por lo que puedo tomar fotos bonitas con casi cualquier cosa. Pero la técnica sin duda cobra un papel muy importante al momento de tener fotografías perfectas.

Así que si tienes la inquietud de comprar un equipo, mi recomendación es una cámara reflex, la que se ajuste a tu presupuesto, con dos lentes, uno de 18-55 y otro 70-300, que se complementan perfecto, ya que uno servirá para tomas en corto y otro para tomas en largo. A lo mejor puede resultar un poco costoso pero realmente vale la pena invertir y optar por este tipo de acompañamiento en tus aventuras.

Estoy segura de que con una vez que lo intentes bastará para entenderme, y aunque hoy en día aún cargo con mi teléfono para todos lados, ya nunca dejo de lado a mi cámara.

¿Te animas?

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Nabile Guerra

Inesperada y obstinada. Auto proclamada ciudadana del mundo, con más de 10 años de experiencia en viajes busca compartir los pequeños detalles que hacen único a cada lugar.

Actualmente fashion blogger en www.fashionstream.wordpress.com

Su pasión, la moda, el motor, dejar huella y ser diferente. Cree profundamente que el estilo no es nada más la forma en la que te vistes, sino lo que realmente eres.

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario