Colaboraciones

Hotel u Hostal viajando en pareja

Cuando se trata de viajar, sobre todo cuando se hace a bajo costo siempre el lugar dónde dormir es una decisión no tan fácil de tomar como parece, ya que aparecen muchos elementos para tener en cuenta al momento de elegir: precio, privacidad, nuevos amigos, planes, diversión y muchos otros que les brindará la opción que escojan.

A continuación daremos según nuestra experiencia, un par de consejos que les darán algo de luz a la hora de elegir.

Privacidad

Uno de los aspectos más críticos al momento de evaluar cuando se está viajando en pareja, ya que aquí los hostales tienen todo que perder. Cuando se eligen las habitaciones compartidas hay que tener en cuenta que dormirán junto con otras 2, 4, 6, 10 o más personas en el mismo espacio, con todo el ruido y las molestias que esto podría generar, lo que hará que la privacidad se desvanezca desde el momento mismo en que van entrando a la habitación, además de que el espacio disponible se limita a su colchón y el espacio que ocupan sus mochilas al lado de la cama. Caso contrario sucede en el hotel, ya que en este tendrán un espacio para ustedes solos, en el cual podrán regar su mochila por todo el espacio y podrán hacer “la prueba del colchón con total tranquilidad, además el ruido estará únicamente a cargo de ustedes.

Precio

Este aspecto se debe analizar muy bien ya que no siempre lo que parece más económico lo es, y más si se viaja acompañado. La regla general dice que los hostales son más económicos que los hoteles, pero cuando comienzan a sumar, en muchos casos un hotel será la mejor opción, ya que al multiplicar todos los cargos por cama, desayuno, impuestos por dos en una habitación compartida, suma en muchos casos más de lo que cuesta una confortable habitación privada. Nos sucedió en Egipto, al norte del país, en Sharm El-Sheikh, en donde en su momento los hostales nos costaban 12 USD por persona y finalmente por 20 USD conseguimos una suite en un resort con todas las comodidades, incluido el desayuno para los dos.

Siempre evalúen esto, por una primera impresión se podrían estar perdiendo de mucho más por menos.

Nuevos amigos o compañeros de viaje

Si se trata de nuevos planes, diversión y compañeros de viaje, el hostal tiene las de ganar. O sino,

¿Dígannos, cuando se quedan en un hotel llegan a conocer al vecino de habitación? Normalmente no sucede, ya que esta privacidad que se ve como una ventaja para unos, para otros puede llegar a ser una desventaja cuando se quiere conocer personas para hacer diferentes planes en un destino de relax o de fiesta, y nos sucedió en Tailandia, específicamente en Koh Phangan, isla cuna de la Full Moon Party (Una de las fiestas más famosas de todo Asia). Estábamos hospedados en un hostal, la habitación era de 6 personas a quienes conocimos, y con quienes compartimos no solo la fiesta sino 2 semanas más de viaje por otras islas y a quienes actualmente consideramos buenos amigos y ya les hemos visto nuevamente a miles de  kilómetros de distancia de esa habitación en donde los conocimos, compartiendo buenos recuerdos y experiencias de viaje.

Instalaciones y comodidad

Punto a favor de los hoteles. Las instalaciones son generalmente más sofisticadas, espacios amplios, muchas más opciones de actividades al interior de los mismos y por supuesto en las habitaciones hay amenities, haciendo que la experiencia sea más placentera comparado con la mayoría de los hostales, los cuales son básicos en sus comodidades, sin quitar mérito y resaltar que cumplen con su fin que es permitirnos pasar la noche protegidos y seguros.

Siempre habrá momento para las dos opciones, en nuestro caso usamos los dos tipos, generalmente hostales ya que al ser un viaje tan largo como el que realizamos el aspecto económico jugó un papel importante, y nos disfrutamos todo, desde estar con mucha gente a estar solos, o estar con muchas comodidades o solo con lo básico. Todos estos puntos son los que deben evaluar al momento de planear unas vacaciones para que sean experiencias inolvidables.

Cuéntennos  después de haber leído esto, de qué tipo de hospedaje son ustedes ¿hoteles o hostales?

“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”.

– Henry Miller

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Moni y Beto

Soñadores, diseñadores y nómadas colombianos. Desapegados, o eso intentamos, aprendices y
servidores. Estamos disfrutando de este momento de juventud en nuestra vida y decidimos hacerlo
viajando. No pretendemos nada más.
Desde que nos conocimos nuestra vida juntos ha estado inspirada por los viajes. El hecho
habernos conocido viajando nos marcó un grato rumbo sin sospecharlo. Hemos aprovechado cada
momento y cada peso para viajar. 

Luego de acumular historias y de pensarlo mucho, tomamos la decisión de dejar todo en Colombia para
ir detrás de lo que hasta ese día parecía solo un sueño, vivir viajando. ¿Cómo lo hemos hecho? ese es el
propósito de nuestras redes, contarles la historia.
​ 
Aquí podrán encontrar  historias, fotografías y consejos para disfrutar de los lugares que visitamos.

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario