Tú x el Mundo

Heavy Metal en el fin del mundo. Eistnaflug, Islandia

Por: Alex Elizondo 

La temporada de festivales veraniegos en Europa forma parte de las metas de turismo para todos los adeptos del Metal y el Rock pesado en el mundo; festivales donde los carteles se plagan con muchas de las bandas importantes en el gremio convocando a distintos seguidores del género a ver este tipo de espectáculos.

Eistnaflug se celebra desde 2005, a mediados de Julio en Neskaupstaður, Islandia; a 10 horas en automóvil desde Reykjavík. A lo largo de su historia ha reunido a bandas como Behemoth, Melechesh, Bloodbath, Watain, Rotting Christ y Marduk, así como la presentación ininterrumpida cada año de los locales Sólstafir.

El viaje a este festival vale la pena por la calidad de los carteles, el ambiente alrededor del festival y por la localidad per sé, ¿Quién no quisiera visitar Islandia?

Tuve la oportunidad de asistir en la edición de 2018. El interés en realizar este viaje fue porque, como todo buen fanático, ha sido uno de mis más grandes sueños ir a un festival en Europa, además de que toda mi vida he querido visitar Islandia.

Mi ruta fue CDMX – NY – Keflavík, de ida y de regreso, aunque también se puede llegar desde Canadá, desde Europa u otras ciudades de EEUU.

La moneda en Islandia es Corona Islandesa ISK, uno de mis primeros errores fue considerar Islandia un país barato al hacer la conversión de ISK a MXN; error fatal. Islandia es un país bastante caro, así que uno debe hacer cálculos aproximados en los gastos. Los pagos en casi todos los establecimientos pueden realizarse con tarjeta de débito o crédito, aunque algo de efectivo jamás está demás. Para obtener un mejor cambio de otras monedas a ISK, lo mejor es ir a alguna casa de cambio en el centro de Reykjavík, ya que el tipo de cambio es mucho mejor que en el aeropuerto. Una vez en Reykjavík, sería ideal pasar cierto tiempo en la ciudad para disfrutarla a sus anchas, ya que tiene muchísimo que ofrecer. Yo pasé alrededor de cuatro días en Reykjavik, que disfruté muchísimo.

Acorde al sitio del festival hay tres maneras de llegar a Neskaupstaður;

-En autobús: es necesario tomar la ruta 56 hacia el norte desde Reykjavik que va a Akureyi y después la 57 hacia Egilsstaðir. De ahí, sale un autobús hacia Neskaupstaður cada cierto tiempo.

-En avión: Es posible tomar un vuelo directo desde Reykjavik (no confudir el aeropuerto de Reykjavík con el aeropuerto internacional de Keflavík) a Egilsstaðir. De ahí, es posible tomar un autobús a Neskaupstaður o bien, se puede rentar un auto. Cabe mencionar que los organizadores del festival armaron algunos tours desde la central de autobuses de Egilsstaðir hacia la locación del festival, de ida y vuelta, al final del mismo.

-En auto: Esta es la forma más recomendable para arribar al festival. Puede llegarse desde el norte y desde el sur; la autopista 1 rodea todo Islandia pasando por ambas rutas. Lo mejor es ir por el sur y regresar por el norte para disfrutar los atractivos de esas zonas. Personalmente, recomiendo la ruta del sur para dar una vuelta por la famosa playa de arena negra, cerca del pueblo de Vík.

Hay muchas otras atracciones por esa ruta como el museo volcánico LAVA Centre, la reserva natural de Þórsmörk, así como un glaciar poco después de Vík, por mencionar algunos. Hay que tomar en cuenta que es un recorrido de 10 horas, así que si planeas pasar por algún punto del sur, hay que salir con tiempo para no perderse del festival.

Existe un grupo de facebook de asistentes al festival  donde pueden consultar si alguien busca u ofrece ride hacia el evento, es posible rentar un auto entre varias personas para compartir el aventón, además de ser una forma excelente de conocer a otros viajeros. Yo encontré en el grupo de facebook a alguien que ofrecía un ride desde Reykavík. ¡Fue una experiencia increíble viajar en auto por Islandia!

Respecto al hospedaje durante el festival, la mejor opción es la zona de camping. El costo de hospedarse ahí los cuatro días es de 3,300 ISK (27,45 USD) por persona, aunque en esta edición no había ningún lugar donde realizar ese pago y nadie sabía nada al respecto. Es posible hospedarse en un hotel o un airbnb, pero ambas opciones son muy caras. Una habitación en uno de los hoteles en el pueblo podrían llegar a costar alrededor de $60 USD la noche. Tuve la oportunidad de hospedarme en el apartamento que rentó mi nuevo amigo que nos dio ride en el hotel Hildibrand (Tip: ¡las bandas importantes se hospedan en este hotel!).

Algunos de los costos del festival fueron los siguientes:

-Boleto del festival: 15000 ISK (125 USD) por los cuatro días a precio de Early Bird. Precio normal 19900 ISK (165,50 USD).

-Alcohol: Dentro del festival es posible comprar una cerveza por 1500 ISK (13 USD) o cinco cervezas por 5000 ISK (50 USD). También puede comprarse alcohol en la tienda Vinbudin del pueblo, aunque el problema con este es que solo abre de 10:00 AM a 5:00 PM de lunes a sábado. Sin embargo, aquí puede comprarse una cerveza aproximadamente por 300 ISK (2,50 USD).

-Comidas: Hay algunas opciones de restaurantes en el pueblo para comer así como comida rápida en los alrededores del festival, pero personalmente nada muy extraordinario. Yo recomendaría comprar algo en el minisuper y cocinar de ser posible para ahorrar algunas coronas.

-Mercancía: Como todo buen festival, hay gran oferta de mercancía de las bandas. Playeras, discos, etc. Las playeras se venden a un precio algo exagerado de 4500 ISK (37,43 USD), aunque los discos de vinil estaban bastante baratos 1500 ISK (13 USD).

Un atractivo enorme de este festival es que, al ser pequeño comparado con otros, los miembros de las bandas suelen deambular por los alrededores del festival. Conviven con los fans y comparten algunas cervezas, así que es la oportunidad perfecta para tomarse alguna foto o entablar alguna conversación, siempre procurando no hostigar mucho a las bandas. Algo que a mí me sorprendió un poco es que allá no se les acosa tanto a los músicos como en Latinoamérica, así que es recomendable darles su espacio para que también ellos disfruten del festival, aunque es entendible que a veces la emoción sea demasiada. Hay muchas actividades alrededor del festival, además de las presentaciones de las bandas, que son difundidas en la página de facebook del festival. Siempre se llevan a cabo temprano, ¡así que procura no desvelarte tanto! aunque es difícil dado que nunca oscurece, así que es sencillo perder la noción del tiempo y extender la fiesta hasta ya entrada la mañana del día siguiente. Una de las mejores actividades son algunas presentaciones que realizan bandas locales en sitios alejados del escenario principal, ¡Valen muchísimo la pena!.

Asistir a un festival en otro país es una experiencia única, ninguna edición es igual a la anterior y cada festival es distinto de los demás por su tamaño, sus encantos y su locación. Parte del encanto de hacer este tipo de viajes es visitar el país anfitrión y relacionarse con otros metaleros del alrededor del mundo que también van a disfrutar del evento.

Algunas recomendaciones para asistir a festivales en otros países son las siguientes:

-Ubicar el festival y el país anfitrión. No todos los festivales tienen oferta tan grande de bandas, no todos duran lo mismo, y algunos se enfocan en un género particular. De igual forma, no todos los países donde se realicen se hablan los mismos idiomas, no todos tienen los mismos requisitos de entrada ni se tiene la misma moneda, así que hay que considerar eso antes de escoger un destino.

-Comprar el boleto en fase de Early Bird. Los boletos de casi todos los festivales salen a la venta casi un año antes del evento, en su primera fase antes de revelar los carteles completos las entradas suelen estar más baratas y éstas se encarecen conforme pasa el tiempo. Es normal que festivales grandes como Wacken o Hellfest agoten sus boletos en menos de 24 horas, ¡así que hay que ser rápido!

-Destinar un presupuesto para mercancía. En los festivales se vende muchísima mercancía original de las bandas que van a tocar, normalmente es un poco más cara que comprarla en línea, pero es casi lo mismo si consideramos los gastos de envío a Latinoamérica. Como referencia, una playera suele valer alrededor de 25 euros y una sudadera unos 50 euros.

-Consultar si existe algún grupo en Facebook de asistentes al festival. Ahí suele venir información sobre el evento, se realizan preguntas comunes y uno puede hacerse de contactos ahí mismo, por si decides asistir solo.

-Algunos festivales como Inferno o Midgardsblot en Noruega tienen la opción para ser voluntario en el festival, esto suele incluir el boleto del festival, algunas comidas y a veces el hospedaje. Si bien es una opción que puede ahorrarte algo de dinero, hay que tener en cuenta que los vuelos, el transporte hasta el lugar del evento y seguro médico no son cubiertos por el festival.

Una vez sabiendo esto, ir al festival de tus sueños no es tan complicado ¡Vé y gózalo!

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios