Tú x el Mundo

Cuando renuncié a mi trabajo en el banco para trabajar viajando

Por: Juan Pablo Ortiz Leon

Soy Juan Pablo y quisiera compartir con ustedes mi linda historia y cómo renunciar al trabajo en un Banco fue la piedra angular de la trasformación de mi vida.

Todo empezó más o menos en Agosto del 2011, cuando me encontraba trabajando en el Banco de Bogotá como especialista en productos del pasivo (marketing). Era profesional en Administración de Empresas de la Nacional de Manizales. Aunque me gustaba el cargo sabía que no era lo que quería para mi vida, necesitaba viajar, vivir, explorar, ser yo mismo, no más traje, no más corbata  no más horarios.

Así fue como empecé mi búsqueda, no sabía cómo podía viajar más si no contaba con muchos ahorros, vivía con mis padres y mi único activo fijo era una motocicleta que aún le debía en su mayoría al banco, pero la vida es mágica y mi día de suerte llegó.

Por medio de una amiga de mi adolescencia y después de muchas horas de navegación en internet encontré una empresa que ofrecía el trabajo viajando como Tour Leader, “¿qué es tour Leader? Yo que sé”, igual apliqué.

La empresa me contacto, hicimos todo el proceso de selección y me notificaron que tenía que viajar a Buenos Aires para un training, como ya había tomado mis vacaciones debía renunciar a mi trabajo en el banco y a mi carrera en el mundo financiero por un entrenamiento el cual aún no me aseguraba el trabajo, básicamente si lo hacía bien me contrataban y de lo contrario debía regresar a Colombia a buscar un nuevo trabajo.

Al hablar con familiares, amigos y compañeros del banco solo venían comentarios de miedo e imágenes oscuras, casi todos coincidían en que no debía irme pues quizá se trataba de un engaño y no era fácil conseguir un “buen trabajo” en Colombia así que debía quedarme.

La verdad no voy a negar que me daban nervios pero el sentimiento de aventura era mucho más fuerte y me emocionaba mucho la idea de un trabajo viajando, así que renuncié, compre el tiquete, llevé mi moto a casa de mi hermano para que la vendiera, me emborraché, empaqué maletas y arranqué.

No todo fue fácil, al llegar a Buenos Aires era invierno, hacía mucho frío así que enfermé y me daba mucho sueño en los entrenamientos, después de una semana de duro trabajo firmé contrato y empecé a viajar con un chico de España también en entrenamiento y hoy como mi hermano, un líder peruano quién nos entrenaría y su grupo.

El primer tour iba desde Río de Janeiro hasta La Paz Bolivia, casi 28 días aprendiendo como hacer el trabajo, conociendo mucho y divirtiéndonos aún más. Al finalizar el tour recibí una llamada de mi hermano donde me contaba que le habían robado mi moto y yo debía seguir pagándole al banco pues no estaba asegurada, yo me sentía tan feliz que le di poca importancia a lo sucedido y me alegré que él se encontraba bien.

Los siguientes años aprendí a hacer mi trabajo cada vez mejor, me especialicé en turismo de aventura y local living, el inglés no me daba problemas y entendía casi todo lo que mis clientes me decían, vivía en hoteles sin un lugar fijo y todas mis pertenencias las llevaba conmigo en mi morral ¡que gran vida!

Ya van 7 años, 7 meses y 10 días desde que tomé el avión a Buenos Aires, he trabajado como tour Leader en toda Latinoamérica exceptuando, Venezuela, he dejado mi trabajo dos veces para irme a viajar por 6 y 5 meses respectivamente, he visitado 50 países y espero visitar muchos más.

En los últimos 7 años, 6 meses y 10 días he conocido y trabajado con un amplio rango de nacionalidades, he recorrido Sudamérica en motocicleta he cruzado Norteamérica de costa a costa, he estado en el Carnaval de Rio 3 veces, he estado de Safari en Serengueti, he surfeado en Sri Lanka, Zanzíbar, Costa Rica, etc, vacaciones en Europa ya son normales y he vivido un sinfín de aventuras increíbles que parecen común y corrientes en mi día a día.

También quiero mencionar que hace más de 4 años conocí a mi linda esposa con quien vivimos en Bogotá muy felices y quien es mi compañera de aventuras y viajes cada que tiene tiempo libre.

Aun trabajo con Tour Leader, pero ahora solo en Colombia, eso sí cada vez que mi esposa tiene vacaciones o cuando tengo días libres aprovecho para hacer un viaje en Moto, o ya sea visitar un lugar desconocido o algún país donde pueda surfear o al cual nunca haya ido.

Ha sido increíble volver a Colombia y ver que se puede vivir sin trabajar de lunes a viernes o sábado y con horarios y días flexibles y una mejor calidad de vida, que los tiempos han cambiado y hoy se puede viajar por el mundo con un pasaporte colombiano y ya no necesitamos visa para muchos países. Incluso un día viajaba con mi esposa a Estambul y ella que es inglesa necesitaba visa y yo que soy de Colombia no, hehe.

Así mismo hago la invitación a cualquier persona de luchar por sus sueños, es algo difícil de explicar pero cuando uno confía todo viene, lo difícil es dar el primer paso y ser capaz de cambiar los modelos mentales y la programación que tenemos desde niños, pero el mundo es muy grande y las oportunidades son infinitas, ahora con el internet hay un alcance mucho mayor y solo se necesita querer algo para conseguirlo, “pide y se os dará”.

Espero poder seguir trabajando como Tour Leader en Colombia por mucho tiempo y sin problemas pues soy realmente bueno en lo que hago y me gusta mucho, aunque según la normatividad colombiana soy un trabajador ilegal en mi propio país.

Así mismo espero seguir viajando y recorriendo cada rincón de este mundo tan lindo en el que vivimos.

Este mensaje fue escrito en la India, viajando desde Jaipur a New Delhi y escuchando un poco de salsa.

Namaste

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

alanxelmundo

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario