Colaboraciones

5 destinos recomendados para nómadas en Perú

Cada año cerca de 5 millones de personas visitan Perú, y aunque la gran mayoría lo hace por turismo, lo que antes era poco común y ahora son cada vez más frecuente son los viajeros de tiempo completo, más conocidos por estos días como nómadas. Curiosos, exploradores, sedientos de aventuras, cansados de la rutina, arriesgados, contadores de historias, en busca de autoconocimiento, conexiones profundas y la satisfacción de una vida ligera, desapegada pero llena de experiencias nuevas cada día. Estos viajeros necesitan una receta que prometa que no se aburrirán pero que al mismo tiempo ofrezca lo necesario para el descanso y la relajación.

Los destinos que describo son elegidos de acuerdo a mi experiencia. Sin embargo para listarlos tuve en cuenta variables como localización, acceso a servicios, cosas por hacer y conexiones. Aunque los costos de vida pueden variar dependiendo del destino y en algunos es un poco más bajo, el promedio general no es alto. 

1. Cusco

Sin duda alguna mi favorita. Cusco tiene una magia especial que la hace única. Mezcla lo mejor de su pasado con todas las comodidades del presente. Una ciudad milenaria con cientos de cosas por hacer y una gastronomía que atrapa a sus visitantes. Cusco además es epicentro de múltiples eventos y ferias, es el punto de encuentro de viajeros de todo el planeta antes de visitar Machu Picchu, maravilla del mundo. Esta ciudad tiene tanto para ofrecer que merece que se le dedique más tiempo.

Desde Cusco hay salidas diarias para visitar la Montaña de los Siete Colores o Rainbow Mountain, y la Laguna de Humantay, lugares que a día de hoy han multiplicado sus vistas gracias a las redes sociales, sobre todo a Instagram. Lo que no se puede ver en las redes es la energía que tiene esta ciudad, es algo que no sé explicar con palabras pero es muy especial, tal vez por eso los Incas la escogieron como centro de su civilización. Es ya un conocido destino entre los amantes de la meditación y el yoga, y no es para menos, con tantísima energía y sus espectaculares paisajes rodeada de montañas, Cusco se convierte en el lugar perfecto para estas actividades. Con varias opciones vegetarianas y veganas Cusco destaca sobre las demás. Y ni hablar de las otras opciones de comidas, una amplísima propuesta gastronómica que ofrece no solo platos locales sino fusiones con diferentes cocinas del mundo como la japonesa y la china. La variedad de alojamientos es también tan amplia que parece difícil elegir. Por suerte sabía que en Cusco está ya @Selina, una cadena de hostales que lo ofrece todo, desde la comodidad de sentirme en un hotel hasta la practicidad de contar con una cocina para prepararme mis cosas y consentirme como en casa, además de ahorrar dinero sin comer fuera todos los días. En el @Selina ofrecen desde clases de yoga y meditación hasta clases de salsa y cocina. ¡Es uno de los pocos hostales en Cusco que tiene coworking y cinema! 

2. Lima

Capital gastronómica de Perú y me atrevería a decir que de Sudamérica. Con una extensa oferta gastronómica Lima conquista los paladares de miles de personas cada año, y es que no es para menos, Perú tiene una de las cocinas más reconocidas del mundo, por su fusión de sabores, culturas, variedad de ingredientes y técnicas de preparación. Y aunque su costo de vida es un poco más elevado que otras zonas del país, Lima tiene opciones para todos los bolsillos. Es ideal para aquellos que quieran generar conexiones de negocios y desarrollar proyectos, ya que Lima tiene la infraestructura para ello. En cuanto a actividades y cosas por hacer hay también tantas como se quieran, desde recibir clases de su tan aclamada cocina peruana, hasta aprender a surfear por las olas del océano Pacífico, pasando por una amplia oferta de espectáculos, conciertos, teatros, cine y demás. No hay tiempo para aburrirse en Lima, y en caso tal está muy bien comunicado por tierra y por aire con los demás destinos que se pueden perder en Perú. Además es la ciudad de Perú por donde entran la mayoría de sus visitantes ya que cuenta con aeropuerto internacional que ofrece vuelos directos a múltiples destinos en todo el mundo. En Lima también hay @Selina.

3. Paracas

En Paracas la parada es para desacelerar. Luego de varios días intensos de viaje una parada a DESCANSAR en todo el largo y ancho de la palabra es vital para continuar viajando. Aunque el pueblo es pequeño, su oferta gastronómica también incluye opciones veganas y vegetarianas, además de la frescura del pescado y marisco del océano. Entre las actividades que se pueden realizar está  parapente con vista al bellísimo paisaje de las costas del océano Pacífico, visitar las islas Ballestas o las playas de la zona. Además, a poco más de una hora en carro está Ica, con sus dunas y el Oasis de Huacachina que vale mucho la pena conocer. En Paracas mi hospedaje estaba ubicado justo en la bahía, frente al mar, lo que me permitía disfrutar los colores del atardecer desde la comodidad de una hamaca. Además tiene un bar con un ambientazo por las noches, con fiestas temáticas los fines de semana, y para las mañanitas soleadas tienen una piscina deliciosa. Esto en el @kokopellihostels.

4. Huaraz

Este es el destino para los amantes de la montaña, sus paisajes y su clima. Huaraz está a 3.052 m.s.n.m. con el costo de vida más bajo de todos los destinos que visité. Y aunque la oferta gastronómica no es tan amplia, siempre hay opciones vegetarianas y veganas, así como los clásicos baratitos peruanos: Arroz Chaufa, Sopa Wantan y Pollo Asado o Frito. Huaraz está muy cerca al Parque Nacional Huascarán, que tiene un montón de trekkinngs para ofrecer. Aunque para apreciar el atardecer sobre las montañas nevadas solo hace falta dar una caminata por el pueblo a esa hora, es un espectáculo gratuito a diario. 

Los paisajes, la conexión con la naturaleza y el clima invitan a una profunda introspección, muy provechosa, bien sea para meditar o para concentrarse y trabajar en los proyectos pendientes. Para los amantes del trekking, hiking, yoga y meditación, este es un destino que no pueden dejar de visitar en Perú, además aquí también hay @Selina.

5. Máncora

No puedo negar que soy más de playa que de montaña, y aunque me gustan mucho los dos destinos, si tuviera que elegir uno para vivir creo que siempre buscaría el que está al lado del mar. Máncora tiene toda la buena vibra de un pueblo costero y su brisa marina, ahí donde se puede andar en shorts y chanclas todo el día, donde el clima colabora para que los músculos no estén tensos, y donde los jugos y batidos frescos hacen parte del día a día. Cuenta con opciones vegetarianas, veganas y un sinfín de platillos con la pesca del día. Máncora lo visité hace ya varios años, pero la sensación que me dejó fue de poderme quedar ahí por una larga temporada sin que nada más me hiciera falta. Ahora cada vez se hace más popular y menos baratito, pero es lo que tienen los paraísos, todo el mundo quiere estar ahí y eso sube los precios. 

¿Actividades? Además de la posibilidad de surfear, bucear y cualquier otra actividad de playa, desde Máncora se puede visitar varios paisajes naturales cercanos ricos en fauna y flora. La oferta hotelera así como gastronómica es muy amplia y para todos los bolsillos. 

Arequipa

No visité Arequipa, por eso no lo he incluido en el listado, pero fue uno de esos destinos que muchos viajeros me recomendaron en el camino. Así que en este caso no puedo hablar desde mi experiencia personal, sino de aquello que me han contado de esta ciudad, por eso entra como un extra. Quienes me la recomendaron no paraban de hablar de su belleza y de su comida. Arequipa tiene la que muchos consideran la iglesia más bonita de Perú, su centro histórico ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, y sus edificios aún son testigos de la belleza de esta ciudad. También me hablaron de su oferta gastronómica, una de las más amplias del país, con platillos muy típicos de la zona y de todo Perú. Además por ser la segunda ciudad más poblada de Perú ofrece muchísimas opciones comerciales y conexiones para negocios y emprendimientos, así como una gran oferta de alojamientos, restaurantes, comercios y cafeterías de todo tipo. De esos lugares que dan la sensación de tener que quedarse un poco más para disfrutarlo más lento.

“No vayas a creer lo que te cuentan del mundo (ni siquiera esto que te estoy contando) ya te dije que el mundo es incontable”.

Mario Benedetti

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

ColombianNomads

Somos una pareja de amigos, ex-esposos, amantes de la vida y de los viajes, disfrutamos el exterior tanto como nos gusta crecer en el interior. Procuramos un estilo de vida minimalista pero moderno y práctico. Amamos la naturaleza, la aventura, el deporte y la buena mesa.

Nos fuimos a darle la vuelta al mundo durante dos años, lo logramos trabajando como nómadas digitales y haciendo voluntariados en el camino. La ganancia, muchos amigos, lecciones y un cambio profundo en la manera de entender las cosas.

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario