Tips

10 clásicos en Roma

Foto: sborisov / 123RF

Roma es una de las ciudades más atractivas para los viajeros, ya que sus calles poseen una increíble mezcla de historia, arte y vida callejera que enamora a cualquier visitante.

Pero como hay clásicos que no se olvidan, en Alan por el Mundo les compartimos 10 actividades populares en la capital de Italia

  1. Recorrer el Coliseo y el Foro Romano

Conocido también como Anfiteatro Flavio, esta construcción del siglo 1 se levanta en la ciudad como un recuerdo de la grandiosidad del Imperio romano. Además de ser un vestigio que se puede visitar y sentirse como alguno de los espectadores que vieron algún espectáculo en su arena, conocerlo es una gran experiencia.

Con su entrada al Coliseo tienen derecho a visitar también el impresionante Foro Romano, o lo que queda de él, que era algo así como el centro de la Ciudad y dónde se encontraban las instituciones de gobierno, mercado y religión.

Actualmente es famoso por sus restos, entre los que destacan: Templo de Cástor y Pólux, Templo de Rómulo, Templo de Saturno, Templo de Vesta, Templo de Venus y Roma, Basílica Emilia, Basílica Julia, Arco de Septimio Severo, Arco de Tito, Rostra (plural de rostrum) y la tribuna desde donde los políticos daban sus discursos a los ciudadanos romanos.

Curia Julia, sede del Senado.

Horario: Todos los días desde las 8:30 hasta una hora antes de la puesta de sol.

Costo: 12€

#TipAXM Vayan al Coliseo por la tarde y pueden evitarse multitudes y disfrutar de un increíble atardecer.

  1. Visitar el Panteón y viajar en el tiempo.

El Panteón de Agripa se ubica en la plaza de la Rotonda, en el corazón de Roma y alberga las tumbas del pintor Rafael Sanzio, de Víctor Manuel II (conocido como el Padre de la Patria italiano) y monarcas de la dinastía Saboya, entre otros.

Se estima que el Panteón, uno de los monumentos más visitados de Italia, fue construido  entre los años 118 y 125 después de Cristo por órdenes del emperador Adriano. Su cúpula es una de las más grandes proezas arquitectónicas de la antigüedad y de la humanidad en general.

Y lo mejor: ¡es gratis visitarlo!  

  1. Conocer las 4 basílicas mayores de la ciudad

Roma alberga infinidad de iglesias por su importancia religiosa (recordemos que rodea a la Ciudad del Vaticano) y todas ellas, a pesar de no ser creyentes, son un escaparate perfecto para admirar el arte y arquitectura de diferentes épocas.

Entre estos templos, existen cuatro que tienen una jerarquía superior: las llamadas basílicas mayores, las cuales son San Pedro Vaticano, San Juan de Letrán, Santa María la Mayor y San Pablo Extramuros.

Cada una tiene impresionante arquitectura, obras de arte invaluables y como la mayoría de la iglesias en Roma, son gratuitas. Si quieren saber más de ellas, les dejamos este artículo especial sobre las Basílicas Mayores de Roma

Foto: Pablo Borca / 123RF

  1. Adentrarse en el Vaticano, un país dentro de otro

La Ciudad del Vaticano tiene una extensión de 0,44 km² (44 hectáreas), se encuentra rodeado por la ciudad de Roma  y es considerado el país más pequeño del mundo.

La Ciudad del Vaticano alberga la Santa Sede, máxima institución de la Iglesia católica.

La máxima autoridad del Vaticano y jefe de Estado del mismo es el Papa de la Iglesia católica.

Aunque no profesen la religión católica, visitarlo es una excelente oportunidad de admirar sus impresionante conjunto arquitectónico e histórico-artístico, el cual es  Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1984.

Los imperdibles dentro de una visita son:

La Plaza de San Pedro

La Basílica de San Pedro

La Capilla Sixtina (Entrada incluída en el boleto del museo)

Los Museos Vaticanos (16€.)

  1. Impresionarse en los museos vaticanos.

Se estima que más de 6 millones de personas visitan los Museos Vaticanos y su colección se compone de miles de obras de arte recogidas por la Iglesia Católica Romana durante más de cinco siglos.

Recorrerlos es una excelente manera de apreciar arte y arquitectura de varias épocas y el recorrido finaliza con una visita a la impresionante Capilla Sixtina, donde se eligen a los Papas y con los famosos murales de Miguel Ángel.

  1. Comer un auténtico gelato y una pizza al taglio

Ir a Roma, y a Italia en general, y no probar su deliciosa gastronomía es un pecado para todos los #GordosPorElMundo. En Roma pueden encontrar delicias como la Trippa alla romana, la Porchetta y la Saltimbocca alla romana, pero ¡no pueden dejar de probar sus helados!

Los gelatos italianos son únicos y cada quién tiene sus favoritos, sin embargo, les recomendamos buscar lo que se realizan de manera tradicional y aquellos que tienen buenas calificaciones en Internet, ¡no se arrepentirán de probarlos!

Por otro lado, una comida rápida y para llevar camino (todo lo que un viajero necesita para optimizar sus tiempos) es la  pizza al taglio, que significa literalmente un #”pedazo de pizza”. además de deliciosas, suelen ser muy baratas.

  1. Maravillarse con la Fontana di Trevi.

Roma tiene decenas de fuentes impresionantes y que son toda una obra de arte. Entre las más conocidas (e imperdibles) se encuentran la Barcaccia de la plaza de España, la Fuente del Tritón o la de los Cuatro Ríos. Sin embargo, la Fontana di Trevi sin lugar a dudas es la más famosa.

Esta fuente está situada en el cruce de tres calles (tre vie), marcando el punto del Aqua Virgo (en italiano, Acqua Vergine), uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma y fue mandada a construir en el año 1629 por el papa Urbano VIII.

Aunque en un principio fue encargada a Gian Lorenzo Bernini, a su muerte las obras fueron realizadas bajo los diseños de Nicola Salvi, sin embargo, guarda algunos elementos de la época de Bernini.

Una de las tradiciones más arraigadas de los viajeros que visitan Roma es aventar una moneda a la fuente para poder regresar a la ciudad, ¡no duden en hacerlo!  Si quieren saber de dónde viene esta tradición, les comparto un #DatoViajero sobre ¿por qué la gente arroja monedas a la Fontana di Trevi y qué hacen con el dinero? 

  1. Descansar en alguna de sus plazas

Las plazas públicas en cualquier ciudad del mundo son el lugar perfecto de encuentro y descanso para locales y visitantes, sin embargo, las de Roma representan aspectos históricos, arquitectónicos y artísticos inigualables.

En estos sitios encontrarán el spot perfecto para sus fotos, lugares para comer o simplemente la posibilidad de practicar “Il dolce far niente” o ‘lo dulce de no hacer nada’, sólo observar.

Las de España, del Popolo, Venezia, Campidoglio y Navona son imperdibles.  

  1. Admirar el arte y arquitectura de sus iglesias.

En Roma existen más de 900 iglesias y algunas son espectaculares obras arquitectónicas y artísticas, pero además de todo ¡son gratis! No importa que no sean religiosos, si se encuentran alguna iglesia en su camino, no duden en entrar, se podrían encontrar con grandes sorpresas.

Algunas de las más populares (además de las basílicas mayores) son Santa Maria in Trastevere, Santa María del Popolo, Santa Maria in Cosmedin, San Pietro in Vincoli, Santa Maria sopra Minerva y  Santa María de la Victoria, entre otras.

  1. Caminar y perderse por alguno de sus barrios.  

No hay mejor manera de conocer una ciudad que perderse entre sus calles y los barrios de Roma son perfectos para recorrerlos a pie (eso sí, no olviden utilizar zapatos cómodos).

¡Caminen y piérdanse! Así conocerán la capital de Italia de otra manera.  

Foto: Ekaterina Belova / 123RF

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Karla Campos

Geek de tiempo de completo y viajera con muchas millas para recorrer.

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario