Tú x el Mundo

La decisión que nos hizo ahorrar y viajar por el mundo

Por: Gustavo Aldana
El inicio

Si te preguntáramos en este momento por qué no puedes ahorrar para ese viaje que siempre has soñado, tu respuesta seguramente sería “porque no me alcanza”, te entendemos, esa misma era nuestra respuesta hace más de 3 años cuando queríamos hacer un viaje a Bora Bora (aún no pensábamos en recorrer el mundo), “está carísimo”, “de dónde vamos a sacar ese dinero”, “no nos alcanza para ahorrar”… Frases que nos repetíamos todo el tiempo.

Un día nos hartamos de soñar, de engañarnos a nosotros mismos y nos preguntamos de la manera más sincera “¿Por qué  ***gados no podemos ahorrar para un viaje así?”, en esa ocasión decidimos no darnos palmaditas en la espalda con las mismas respuestas de siempre, nos propusimos a descubrir en dónde estaba ese dinero que faltaba para hacer el viaje que queríamos, te contamos lo que sucedió.

El primer paso fue documentarnos sobre finanzas personales, leímos 2 libros e infinidad de posts sobre cómo hacer un análisis que nos permitiera conocer nuestra situación financiera, una vez documentados creamos un plan, íbamos a registrar durante 1 mes todos nuestros gastos, hasta el más mínimo, y lo íbamos a dividir en las siguientes categorías:

  • Renta
  • Servicios
  • Súper (despensa)
  • Comidas godínez / entre semana (incluye botanas, Starbucks y los chilaquiles de los viernes)
  • Transporte
  • Salud
  • Vida social (comidas, bebidas, regalos, rentas de fin de semana, etc.)
  • Otros

Estábamos decididos, ambos registramos puntualmente los gastos durante todo el mes, incluso bromeábamos con simular estar en una competencia, el mes concluyó y estos fueron nuestros resultados:

Vida social 25%

Renta 19%

Comida Godínez 16%

Transporte 12%

Súper 10%

Servicios 9%

Salud 5%

Otros 4%

Análisis de la situación

Lo normal hubiera sido que nos sorprendiéramos, gastábamos más en vida social que en renta, y más en comidas godínez que en súper, sin embargo, para nosotros fue normal, “para eso trabajamos”, “nos merecemos esta vida”, “YOLO”, y sí, la verdad teníamos la fortuna de llevar una vida no de lujos, pero muy cómoda.

Después de ver los números, seguimos los consejos de los libros, y decidimos que íbamos a recortar, en cuestión de una hora teníamos ya un plan de ahorro, estábamos muy contentos, por fin íbamos a poder ahorrar y viajar!

Intento fallido

Pasó el primer mes de ahorro y, fue un rotundo fracaso, fracaso que se extendió por los siguientes 5 meses, siempre había una razón para no lograr más del 50% de nuestra meta, “bueno, es el primer mes”, “está bien, se atravesó navidad”, “ni modo que no fuéramos al cumple de Karen”, “es mi mamá, me dio la vida, ni modo que le diga que no”, y así durante 6 meses hasta que hicimos una pausa y nos dimos cuenta que estábamos muy lejos de estar cumpliendo nuestro objetivo.

Decidimos sentarnos a platicar un buen rato sobre qué tanto deseábamos hacer ese viaje, si queríamos vivir una experiencia nueva y conocer el otro lado del mundo. Pasaron 3 horas y varias cervezas cuando llegamos a la decisión que cambió nuestras vidas para siempre, íbamos a hacer de ese viaje nuestra prioridad, no importaba que pasara, íbamos a cumplir nuestra meta, demostrarnos a nosotros mismos qué tanto queríamos ir a aquella isla que recibe en un año el mismo número de personas que Hawaii en una semana.

Camino al éxito

No fue sencillo hacer este cambio de prioridades, el primer mes fue el más difícil, pero logramos 85% de la meta, no lo dejamos pasar y nos propusimos al mes 2 recuperar el 15% que le debíamos al primer mes, no lo logramos, fue hasta el tercer mes que logramos emparejarnos.

A partir del punto anterior nada nos detuvo, cada mes era más fácil ahorrar, y el ahorro para un viaje de 15 días, se convirtió en un ahorro para un viaje de 1 año, todo esto con solo cambiar nuestras prioridades, es por eso que aseguramos que si viajar no es tu prioridad, no lograrás ahorrar, al menos no para viajar.

¿Cuáles son tus prioridades? ¿Realmente quieres viajar o sólo te haces wey a ti mismo?

Te invitamos a replantear lo que quieres, si realmente el viajar es lo que más deseas entonces hazlo tu prioridad. ¡Ánimo! 

Pd. Logramos ir a Bora Bora, fue nuestro primer destino, valió cada centavo ahorrado.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

alanxelmundo

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario