Tú x el Mundo

De Paseo Con Osos Hormigueros Gigantes

Por: Carlos Ramos 

Introducción: El Pantanal

El Pantanal se encuentra la parte occidental de Brasil (Mato Grosso y Mato Grosso do Sul), y parte de Bolivia y Paraguay. Tiene una extensión total de 340.500 km². Se trata del mayor humedal del mundo y posee la mayor concentración de fauna de América: 690 especies de aves, casi 300 de peces, 95 de mamíferos (entre los cuales está el jaguar), 40 de anfibios y 160 de reptiles, sin olvidarnos de los insectos, es decir: ¡los molestos mosquitos!

Por ello, El Pantanal es uno de los lugares más interesantes y bellos del planeta para los avistamientos de fauna y la fotografía de naturaleza. El Amazonas se lleva la fama, pero si lo que quieres es observar animales, los paisajes abiertos del Pantanal facilitan los avistamientos.

¡Nosotros lo tuvimos claro y nos dispusimos a visitar el Pantanal en kombi!

Hoy hablamos del Pantanal Sur que forma parte del estado de Mato Grosso do Sul. Esta zona del Pantanal es un poco más fresca que el norte, y nos fascinó por su gran diversidad de aves y la enorme cantidad de osos hormigueros gigantes que pudimos observar bien de cerca.

Opciones para visitar el Pantanal Sur:

Visitas con agencias de viaje

Hay tres ciudades principales desde las cuales se pueden contratar paseos para conocer el Pantanal Sur: Aquidauana, Campo Grande y Corumbá. Lo más probable es que estos tours incluyan algún tipo de safari y algunas noches en una hacienda o posada. Sin embargo, si eres como nosotros y quieres visitar la zona por tu cuenta, tienes varias opciones que te contamos a continuación.

Recorridos por cuenta propia en el Pantanal Sur

Si vienes desde el sur (Bonito o Jardim) y te gustan las aves, no te pierdas el Buraco das Araras. No forma parte del Pantanal, pero es un lugar cercano que creemos que vale la pena. Allí tendrás la oportunidad de conocer las guacamayas rojas, que no se ven tan fácilmente en el Pantanal. Las puedes observar en su hábitat natural y zona de reproducción, con guías bien informados.

Si después de Bonito vas en dirección Bolivia, lo más probable es que ya tengas en mente recorrer la Estrada Parque Pantanal en tu vehículo propio. En realidad, son dos carreteras que se adentran al Pantanal, la MS-184 y la MS-228, que juntas comprenden unos 100 km y un centenar de puentes. Se puede recorrer durante la temporada seca y, a lo largo del trayecto, se puede observar la fauna típica del Pantanal. Nosotros dejamos esta opción para más adelante y seguimos una recomendación de nuestro guía del Buraco das Araras.

Alrededores de Aquidauana

Al pedirle recomendaciones de lugares especiales donde se realicen proyectos de conservación, nuestro guía del Buraco das Araras nos recomendó la Pousada Aguapé. En particular, porque es uno de los lugares favoritos de los observadores de aves de la zona y porque es donde, una vez al año, se lleva a cabo el Proyecto Tamanduá. El tamanduá-banderia es el oso hormiguero gigante, una de las especies más antiguas del planeta y uno de los animales que más ganas de teníamos de conocer. Así que no nos lo pensamos dos veces y pusimos rumbo a la Pousada Aguapé.

Para llegar, hay que recorrer 50 km por una carretera de tierra (MS-171) hacia el interior del Pantanal, desde Aquidauana. A diferencia de la Carretera Transpantaneira y la Estrada Parque Pantanal, no tiene puentes y es posible que se pueda transitar la mayor parte del año.

Según los investigadores, la región pantanera de Aquidauana, conocida como Ciudad Naturaleza, por su rica biodiversidad, es el lugar donde se encuentra la mayor cantidad de tamanduás-bandeira de Brasil. Así que estábamos en el lugar correcto.

Después de avanzar unos pocos kilómetros por el camino de tierra, vimos nuestro primer oso hormiguero gigante. Una belleza de animal que además, si no te acercas demasiado, sigue en busca de sus hormigas tranquilamente y se deja fotografiar con cierta facilidad.

Es increíble pensar que este mamífero existe hace unos 20 millones de años. Ha convivido con animales ya extinguidos, como los mamuts, los perezosos-gigantes y los tigres de dientes de sable. Por desgracia, esta especie está amenazada debido a los atropellos en las carreteras y a la convivencia con el ganado, ya que a menudo contrae enfermedades bovinas.

Durante el trayecto de 50 km hasta la Pousada Aguapé, observamos una gran cantidad de aves. Entre ellas el tuiuiú o jabirú, el ave insignia del Pantanal que puede medir un 1,40 m de altura y ¡3 metros con las alas desplegadas! También vimos una gran cantidad de tucanes e incluso, una pareja de guacamayas jacinto. Incluso vimos capibaras, caimanes y muchos, muchos más, osos hormigueros gigantes y otro tipo de oso hormiguero más pequeño, el oso melero.

El recorrido fue tan impresionante que nos tardamos 8 horas en recorrer 50 km. Habíamos visto tanta fauna, que cuando llegamos, nos planteamos si realmente valía la pena pagar por quedarnos en la Pousada Aguapé. Pero justo a las puertas de la hacienda, nos recibió otro oso hormiguero bajo un árbol repleto de enormes guacamayas. Así que nos quedamos.

La posada nos dejó acampar de manera gratuita al lado del río, en un campamento que tienen listo para pescadores, trabajadores e investigadores. Luego, nos dirigíamos a las instalaciones de la posada para desayunar, comer y realizar los paseos.

Lo mejor de todo fueron los desayunos. De ambos lados del comedor, a las 6 de la mañana, se acerca una gran cantidad de aves. Tucanes, guacamayas de varios tipos, loros ñanday, cotorras, cardenales y chachalacas, entre otros, disfrutan del desayuno a base de semillas que les sirven cada mañana.

Durante nuestra estancia de 4 días en la Pousada Aguapé, realizamos dos paseos: uno en lancha por el río y un safari en 4×4. Durante el safari, pudimos observar varias especies nuevas como los venados, algunos puercos ferales y muchos caimanes y especies de aves acuáticas. Lo mejor del paseo fue el impresionante atardecer al lado del río que disfrutamos acompañados de centenares de caimanes… ¡y mosquitos! En cambio, lo más interesante del recorrido en lancha fue una nutria y algunas guacamayas.

En ambos paseos, intentamos avistar algún jaguar, pero no hubo suerte. Si quieres ver jaguares, la zona adecuada es el Norte del Pantanal, como te contamos en nuestro artículo sobre la observación de jaguares en Porto Jofre.

Durante el tiempo libre que teníamos en la posada, salíamos a caminar por nuestra cuenta a observar aves y a pasear con los osos hormigueros y armadillos que deambulaban por los terrenos de la hacienda.

Nos encantó esta zona del Pantanal Sur y la recomendamos muchísimo a los amantes de la observación de aves y fauna en general, así como para los viajeros que quieran hacerse una idea general de lo que es el Pantanal. La Pousada Aguapé es realmente una hacienda con actividad ganadera, siendo un lugar interesante para entender la dinámica del Pantanal y la convivencia de las actividades ganaderas, con la fauna salvaje y, más recientemente, el turismo.

Precios de la Pousada Aguapé:

Paseos: 88 Reales /por persona

Desayuno: 15 Reales /por persona

Almuerzo/ Cena: 35 Reales /por persona

Acampar: Gratis (consultar por adelantado)

Ofrecen paquetes de alojamiento y actividades.

Tienen Wi-Fi y piscina.

En el recorrido de 50 km de carretera de tierra hasta la Pousada Aguapé no hay gasolineras.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

alanxelmundo

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario