fbpx
Tú x el Mundo

Mi viaje en África del Sur

Foto: andym02 / 123RF
Por: Emma Reguer

En 2019, a la edad de 15 años, viajé a Sudáfrica para visitar a mi familia. Era mi primera vez en un avión. Fui con mis padres, mi hermano, mi hermana y amigos de mis padres durante 10 días en una casa de alquiler. Salimos muy temprano de casa en coche con nuestro equipaje para ir a la estación de tren de Rennes y luego tomar el tren al aeropuerto Charles de Gaulle de París. 

Después de 12 horas de vuelo, llegamos a Pretoria, la capital de Sudáfrica, para luego tomar un taxi durante 2 horas que nos llevó a un pequeño pueblo no muy conocido en el sur de Sudáfrica. 

Foto: rixie / 123RF

Aquí hay una vista previa de nuestra casa de vacaciones en Ciudad del Cabo, donde nos hospedaremos durante los próximos días. El viaje fue muy agotador después de 20 horas de transporte por lo que aprovechamos para descansar y disfrutar de los hermosos paisajes alrededor de nuestra casa, para caminar.

El primer día fuimos a visitar una ciudad gigantesca que tiene muchos barrios con vertiginosos rascacielos. El barrio más famoso y hermoso de Johannesburgo es, sin duda, Soweto. Descubrimos el barrio histórico donde vivieron Nelson Mandela y Desmond Tutu, con un guía porque su historia era muy rica y las explicaciones muy interesantes. El Museo Nelson Mandela fue increíble para visitar y una excelente manera de aprender sobre su vida y lucha.

El segundo día pasamos todo el día aprovechando al máximo el Parque Nacional Kruger, es una de las reservas naturales más grandes de África. El safari en el parque creo que fue la mejor actividad que pude hacer durante este viaje. Vi los “Big Five” como los llaman los lugareños, son los cinco animales más famosos de la selva: leones, elefantes, rinocerontes, leopardos y búfalos. Visitamos este hermoso lugar con un guía experimentado que conocía los hábitos y comportamientos de los animales.

Foto: henkbogaard / 123RF

El tercer día salimos a caminar y visitamos los alrededores de nuestra casa. Hacia la tarde fuimos a las torres de Orlando donde pudimos hacer puenting, al final del día nos fuimos a nadar a un lago cerca de nuestra casa.

El cuarto día salimos a descubrir el Blyde River Canyon, es el tercer cañón más grande del mundo con sus soberbios acantilados, bosques y cascadas perfectas para refrescarse. Durante 4 horas caminamos bajo un desnivel importante pero fue increíble. Los paisajes eran simplemente hermosos y naturales. Por la tarde fuimos a visitar el pueblo más cercano al cañón, Graskop y de camino pudimos ver dos magníficas cascadas, las Cataratas de Lisboa y las Cataratas de Berlín.

Foto: andym02 / 123RF

El sexto y el séptimo día visitamos la reserva de Madikwe haciendo safaris y descubriendo animales que nunca antes habíamos visto. Nos quedamos a dormir en cabañas de madera en los árboles para poder disfrutar los dos días. La Reserva Privada Madikwe también es mucho más confidencial y preservada.

Para el octavo día dejamos todos los safaris y pudimos volver a la civilización visitando una ciudad muy dinámica y moderna, Port Elizabeth, que marca la entrada a la soberbia ruta de los jardines. Descubrimos el patrimonio y la dinámica de la ciudad, pero también muchos edificios famosos. Incluso pudimos ver por primera vez el mar y la playa de la ciudad.

Foto: diriye / 123RF

El noveno día visitamos la ruta de los jardines donde pudimos ver ballenas azules y tiburones, así como algunas focas. También hicimos en las playas de Hermanus, kitesurf y surf.

El décimo día, descansamos en la playa de los días muy largos pero también para ponernos en forma para tomar nuestro avión que era a las 2 p.m.

 

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios