Blog

De esas veces que te quedas sorprendido

Soy actor y muchos de ustedes saben lo que el teatro significa para mi vida y mi carrera. Desde mi lado más humilde les digo, no soy ni el qué mas conoce ni mucho menos el que más sabe de teatro. Yo solamente me he dedicado a disfrutarlo, interpretarlo y gozarlo.

Soy actor y muchos de ustedes saben lo que el teatro significa para mi vida y mi carrera. Desde mi lado más humilde les digo, no soy ni el qué mas conoce ni mucho menos el que más sabe de teatro. Yo solamente me he dedicado a disfrutarlo, interpretarlo y gozarlo.

¿Para qué les hecho este choro mareador? Pues porque con el teatro es con lo que tiene que ver mi post de hoy.  Cuando uno viaja también aprovecha para ver las cosas que te gustan, comprar lo que te gusta y comer lo que te gusta. Y dentro de esos gustos pues, hay millones de posibilidades.

En mi reciente visita a Inglaterra no podía dejar de ver teatro en el lugar en el que fue creado y eso hice,  reí, lloré, bostecé, aburrí y divertí en la butacas de los teatros del famoso west End. Vi 4 obras en este mundialmente conocido distrito: Ghost (mencionado en el video) We Will Rock You, Priscilla queen of the desert y Billy Elliot, por mucho la que más me gustó.

Pero eso no es a lo que voy , había algo en las obras que vi que no me llenaba, no me emocionaba por completo. Comencé a creer que por ver y hacer teatro me había convertido en una de esas personas que ya no lo disfrutaban, que me había vuelto demasiado exigente y demasiado insensible.

Casi al final del viaje visité una ciudad que se llama Stratford upon Avon, lugar de nacimiento del mejor escritor que ha pisado la tierra William Shakespeare. La ciudad también es sede de la RSC (Royal Shakespeare Company) una de las compañías de teatro con mayor prestigio en el mundo. Fui a su teatro con la esperanza de encontrar un boleto para la temporada de verano. Pregunté en la taquilla y… BOLETOS AGOTADOS. La señorita me invitó cordialmente a unirme a una fila (de dos personas) para esperar alguna cancelación de último momento. Decidí hacerlo. Una hora después tenía mi boleto en la mano para ver Sueño de una noche de verano.

No ahondaré mucho en esta historia pues la podrán ver en un próximo video de AXM, tampoco voy a hablar de la puesta, su directora y la escenografía no no no nada de eso. Quiero expresar lo que sentí aquella noche.

Aunque honestamente entré al teatro planeando algún escape en el intermedio, pues (como otras veces que he visto Shakespeare) pensaba aburrirme. Experimente todo lo contrario, me trasladé 4 siglos  en el tiempo y me reconcilié con el género en el que me formé.  Jamás había visto un elenco de actores en el que TODOS absolutamente TODOS rayaban en la genialidad en su trabajo. Lloré, reí y reí y me volví a reír hasta llorar de nuevo.  No podía creer lo que veía. Un publico entregado sólo en proporción directa a la entrega de los actores, es decir COMPLETAMENTE. 3 horas que pasaron como agua, una historia sin caducidad, y lo más elemental de todo: emociones verdaderas. ENTRETENIMIENTO PURO.

Salí de ahí sin poder creer que algo así podía lograrse. Algo que no he visto ni en Broadway ni en el West End. Amo los musicales, pero a veces las emociones han sido suplantadas por elevadores, pantallas o animales gigantes. Y aunque son muy impactantes en producción hay veces que las siento huecas. No he visto algo igual.  No digo que sea la mejor ni tampoco perfecta, sino la que más me ha gustado y la que más he disfrutado. Este post no es ninguna crítica sino una reflexión. Por eso agradezco ese día en que mi perspectiva cambió y ahora quiero trabajar para algún día lograr lo mismo.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

alanxelmundo

14 Comentarios

Haz click aquí para publicar un comentario

  • Nanita arriba!! Espero algún día poder ver una obra en la q actúes pues vivo lejos y t conocí x tu blog pero me imagino q si en tus vids eres genial, mucho mas en tu trabajo, grax!! 😉

  • Lloré, reí y reí y me volví a reír hasta llorar de nuevo…

    No hay más, de eso se trata la vida, de poder disfrutarla para poder lograr pasar del llanto a la risa, y viceversa.

  • Hola Alan.

    Muy bonita entrada.

    ¿Ya ves? No haz perdido la mágia de los viajes, ahí está, de alguna manera o de otra pero permanece, simplmente encontraste una nueva manera de permitirle salir a explorar el mundo, ya que sólo la magia del sitio fue la que te permitió disfrutar tanto de la obra. Esa magia es como la materia, ni se crea ni se pierde, sólo se transforma.

    Hasta la próxima.

    • PUES SI LOGRAS ESO QUE DESEAS TANTO ME AVISAS CUANDO TÙ TE HAYAS DADO CUENTA, PORQUE YO CADA VEZ QUE VOY A VERTE AL TEATRO ME DOY CUENTA QUE TU PASIÒN ES ESO (EL TEATRO)…YA QUE YO CUANDO SALGO DE ALGUNA OBRA TUYA SÈ Y ME DOY CUENTA EN TUS OJOS QUE ESO ES LO QUE TÙ AMAS…
      ME ALEGRA QUE SIGAS AMANDO TU CARRERA Y NO COMO EL PRIMER DÌA SINO MÀS CADA DÌA QUE PASAS EN ESE MUNDO QUE TANTO DISFRUTAS….
      FELICIDADES POR TU TRABAJO Y SÈ QUE ALGÙN DÌA TÙ TE SENTIRÀS TAN ORGULLOSO DE TÌ MISMO COMO YO LO ESTOY DE TÌ…
      BESITOS, ABRAZOS… Y CUIDATE…

  • Me encanto tu Post, estamos tan acostumbrados a volver cosas geniales en coteidianidades, pero siempre una gran maravilla que nos hace volver al piso, volver a maravillarnos y creer!!
    Saluditos Alan, y tu trabajo es genial y como ser humano eres mucho mejor

  • Cuando las cosas extravagantes se vuelven tediosas, nada mejor que regresar a lo simple y autentico, solo así podemos detectar la esencia de lo que nos gusta y darnos cuenta de porque disfrutamos las cosas en un inicio.
    Ya has hecho lindos trabajos y claro que puedes mejorar y perfeccionar la técnica y demás, lo que esperamos que no cambies nunca es tu carácter y tu capacidad de sorprenderte y disfrutar de las cosas, así te queremos Alan ;).

  • El principito tiene una frase muy cierta: lo esencial es invisible a los ojos.
    Muchas veces no hacen falta grandes producciones visuales que deslumbran de lo increíbles que son, sino simplemente artistas. No cualquier persona con talento, el artista siente y transmite, se entrega al 100% con lo que hace, por un motivo tan simple: ama lo que hace.
    Es tan sublime sentir eso que sentiste, es inspirador y demuestra que somos capaces de hacer magia con sólo sentir la magia dentro nuestro.
    Saludos!

  • wow yo amo los musicales y cuando estoy en escena en alguno soy muy feliz y cuando veo obras me encanta, tampoco disfruto mucho del teatro clásico pero si lo veo, cuando puedo y hay algo bueno que ver, peor de leerte en este post solo pensaba, wow que suerte tuvo Alan de ver una obra con actores de esta magnitud, cosa que aqui se ha ido perdiendo entre el doble sentido y las telenovelas, conste que no critico pero ahora los actores se forman con cirugias y no con genero… (no todos) por que hay unos maravillosos!! Y daria loq ue fuera por ver esta o alguna otra obra con esa compañia que tanto disfrutaste tu en Londres, wow!! Ojalá algún día pueda ir y ver algo como esto por mi misma!! Suerte y arriba el telón!! besos!!

  • Mi obra favorita de Shakespeare!!! sin duda alguna te transporta a esa época, puedes vivir y sentir la magia. Prácticamente te encuentras dentro de la obra. Y aunque no he tenido el placer de verla en teatro al leerla eso es lo que me transmite. Al igual que tu, que aunque no he podido conocer tu trabajo en vivo se nota que te gusta lo que haces y sin duda, cuando ocurre eso el trabajo es placer.

    Saludos!!!

  • No sé si leas esto,espero que si.
    Esta frase que dijiste me gusto mucho:
    “Lloré, reí y reí y me volví a reír hasta llorar de nuevo.”
    ¿Te das cuenta que tu mismo provocas eso mismo en algunos de los que seguimos tu trabajo?
    A esa montaña rusa de emociones nos llevas con cada una de tus interpretaciones,una tan diferente de la otra. Eso se agradece tanto en un actor,y me da mucho gusto que no se haya perdido esa sensibilidad en ti.