Tips

Qué hacer en Edimburgo

Foto: Jan Kranendonk (123rf)

Edimburgo es una ciudad fascinante, llena de historia, cultura, naturaleza, increíble arquitectura y con muchas cosas que ofrecer a los viajeros.

En esta ocasión, en Alan por el Mundo, les compartiremos algunas cosas que pueden hacer en este increíble destino.

Visitar el Castillo de Edimburgo

Sin duda el Castillo de Edimburgo es una visita obligada cuando se viaja a esta ciudad.

El Castillo de Edimburgo es una de las fortalezas más antiguas de Europa, y el lugar más asediado de Gran Bretaña. A lo largo de la historia ha sido residencia real, guarnición militar, prisión y fortaleza.

Además, este sitio alberga la disputada piedra de la coronación, la cual, de acuerdo con la tradición, se coloca debajo de la silla de coronación del rey o reina de Gran Bretaña.

Todos los días, excepto los domingos, viernes santo y en Navidad, a las 13:00 horas se dispara un cañón que apunta hacia Firth of Forth. En el pasado, este cañonazo se hacía para que los capitanes de los barcos sincronizaran sus cronómetros para ganatizar una navegación precisa en el mar.

El castillo abre todos los días. Del 1 de abril al 30 de septiembre abre de 09:30 a 18:00 horas, siendo las 17:00 horas la última hora de entrada. Del 1 de octubre al 31 de marzo abre de 09:30 a 17:00 horas, siendo las 16:00 horas la última hora de entrada. Tomen en cuenta que para disfrutar al máximo su recorrido se necesitan al menos dos horas.

El precio de los boletos es de 19.50 libras esterlinas para viajeros de entre 16 y 59 años, si compran en línea el precio es de 17.50 libras; los viajeros de entre 5 y 15 años pagan 11.50 libras, si compran en línea el precio es de 10.50 libras; los viajeros mayores de 60 años pagan 16 libras, si compran en línea el precio es de 14 libras.

Para conocer más información del Castillo de Edimburgo, visiten la página oficial. https://www.edinburghcastle.scot/

Foto: Jennifer Barrow (123rf)

Caminar por la Royal Mile

La Royal Mile es la calle más importante de Edimburgo y conecta al Castillo de Edimburgo, su longitud es de 1,814.2 metros, y dio origen a lo que ahora es una milla escocesa.

A lo largo de la Royal Mile encontrarán closes (callejones) y courts (patios), ¡explórenlos! se encontrarán varias sorpresas, como The Writers’ Museum.

La Royal Mile está dividida en seis zonas:

Castlehill, Castle Esplanade, Lawmarket, Hight Street, Canongate y Abbey Strand.

Visitar el Museo Nacional de Escocia

El Museo Nacional de Escocia es uno de los más visitados del mundo y por supuesto, de los más importantes de Escocia.

Foto: Mariusz Jurgielewicz / 123RF

En él encontrarán 20 mil artefactos desde el Lewis Chessmen hasta la oveja Dolly, el primer mamífero clonado. También vale mucho la pena admirar la arquitectura de este recinto, que destaca por tener un estilo victoriano, la Gran Galería es obligada para admirar su arquitectura.

Si les gusta la historia, la tecnología, las culturas, la historia natural, deben visitar este museo.

Y no dejen de subir a la azotea, tendrán una vista increíble del Castillo de Edimburgo, Arthur’s Seat y Calton Hill.

Le entrada es gratuita, aunque se aceptan donaciones. El horario de visita es de 10:00 a 17:00 horas, todos los días. En Boxing Day y Año Nuevo abre de 12:00 a 17:00 horas y en Navidad está cerrado.

Si quieren conocer más sobre este museo, visiten su página oficial. https://www.nms.ac.uk/

Foto: : Jennifer Barrow (123rf)

Subir a Calton Hill

Calton Hill es una colina que se encuentra muy cerca del Old Town de Edimburgo. En este sitio encontrarán varios monumentos importantes y populares de la ciudad, como el Monumento Nacional de Escocia, que les hará recordar al Partenón de Atenas, solo que este rinde homenaje a los soldados caídos durante las Guerras Napoleónicas; también se encuentra el Monumento a Dugald Stewart, el cual es muy fotogénico; este sitio rinde homenaje a Dugald Stewart, un filósofo y profesor escocés.

También encontrarán el Monumento a Nelson, el cual conmemora la victoria del almirante Nelson, en la Batalla de Trafalgar. Este sitio mide 32 metros de altura.

Desde Calton Hill pueden tener vistas increíbles de la ciudad, pueden ver el Castillo de Edimburgo, Arthur’s Seat, el Fiordo de Forth, Forth Bridge y el Hotel Balmoral.

Recorrer sus cementerios

Edimburgo es una ciudad famosa por sus historias y leyendas de fantasmas, muchas de ellas ocurren en el Old Town y en sus cementerios.

Sus principales cementerios son el Cementerio Old Calton, Canon Gate y Greyfriar. Si son fans de Harry Potter, visiten el Greyfriar, pues fue en este lugar donde J.K. Rowling se inspiró para crear los nombres de los personajes de la saga.

Visitar el Royal Yacht Britannia

El Royal Yacht Britannia fue la residencia flotante de la Familia Real, durante 44 años, y viajó más de un millón de millas.

En él podrán explorar sus cinco cubiertas, los apartamentos reales, los cuartos de la tripulación, la sala de máquinas y la Sala de Té Royal Deck.

Los horarios de visita son: de enero a marzo, de 10:00 a 15:30 horas (última admisión); de abril a octubre 09:30 a 16:30 horas (última admisión); y noviembre y diciembre de 10:00 a 15:30 horas (última admisión).

Los precios de los boletos son de 16.50 libras para adultos, 14.50 libras para estudiantes, 8.75 para niños de entre 5 y 17 años, y menores de 5 años entran gratis. Viajeros de más de 60 años pagan 14.50 libras.

Para más información visiten la página oficial de Royal Yacht Britannia.

Foto: Mariusz Jurgielewicz (123rf)

Tomarse una foto en la estatua de Bobby

Bobby es el perro más famoso de todo Edimburgo, y su historia data de 1858 cuando el policía John Gray muere de tuberculosis y es enterrado en el Cementerio Greyfriars y Bobby, su perro, permaneció los siguientes 14 años junto a su tumba.

Desde entonces, este perro se volvió especial para los habitantes de la ciudad y le crearon una estatua para rendirle homenaje.

La estatua de Bobby se encuentra muy cerca de la entrada del Cementerio Greyfriar.

Hacer un hiking al Arthur’s Seat

Arthur’s Seat es un volcán extinto que se encuentra a 251 metros sobre el nivel del mar, por lo que desde aquí pueden tener vistas increíbles de la ciudad.

En él también encontrarán St. Anthony’s Chapel, una capilla medieval del Siglo XV; una serie de alantilados; y Duddingston Loch, un lago de agua dulce. Para algunos, este lugar es una pequeña probada de lo que encontrarán en las Highlands de Escocia.

Caminar por Victoria Street

Victoria Street es una pequeña calle, en curva, que alberga varios comercios, sin embargo, su diseño hace que valga la pena caminar por ella. Si son fans de Harry Potter les recordará al Callejón Diagon, y no está de más, pues este sitio sirvió de inspiración a J.K. Rowling para crearlo.

Visitar el sitio de nacimiento de Harry Potter

Si son fans de Harry Potter deben ir a Elephant House, una cafetería que se encuentra en 21 George IV Bridge, en el centro de Edimburgo.

Este sitio es famoso porque fue aquí donde Rowling escribió Harry Potter y la Piedra Filosofal.

Si entran al baño, verán que las paredes están rayadas con mensajes de los fans.

Extra: Siguiendo con el tema de Harry Potter, también pueden ir al Hotel Balmoral, pues fue justo en este sitio donde J.K. Rowling terminó de escribir Harry Potter y las Reliquias de la Muerte.

 

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Miriam

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario