Colaboraciones

¡Diversión al límite! Parque de diversiones para niños con discapacidad

“Los niños van donde hay diversión, pero se quedan donde hay amor.”

Zig Ziglar

 

 

¿Quiénes son los que más desean visitar un parque de diversiones como Disneyland? Si tu respuesta fue los niños pues creo que acertaste, ¡sí, los niños! y también los adultos con alma de niños.

Antes de seguir leyendo imagina las siguientes dos situaciones: dos niños con la ilusión de visitar un parque de diversiones, pero uno utiliza silla de ruedas y otro, que aunque su edad biológica indica que ya es un adulto, en su mente y emociones sigue pensando y sintiéndose como un pequeño (discapacidad cognitiva), ¿crees que lo disfruten si les niegan el acceso a la mayoría de los juegos o si no resisten estar formados por horas en una fila rodeados de mucha gente y ruido? Eso y muchas cosas más enfrentan los niños, jóvenes y adultos con discapacidad en un lugar en el que se supone vas a divertirte.

Para que las personas con discapacidad disfrutemos de los parques de diversiones requerimos de dos cosas importantes: disposición para pasarla bien y políticas de inclusión. Si estás planeando visitar algún parque de diversiones aquí te cuento algunas experiencias y tips que espero te sirvan para que disfrutes al máximo.

Lo primero que recomiendo antes de ir al parque es consultar la página de internet para ver si cuentan con especificaciones respecto a la accesibilidad e inclusión de personas con discapacidad, si es algún parque a nivel internacional las políticas cambian dependiendo del país, por lo que recomiendo que la página que consultes sea del lugar que vas a visitar.

Si no encuentras mucha información o requieres algún dato más específico podrías llamar por teléfono o cuando estés en el parque preguntar antes de pagar tu boleto, en algunos lugares  como La Feria de Chapultepec en México, las personas con discapacidad pagan sólo el 50% del costo del boleto porque en sus políticas especifican que “derivado de que por tu propia seguridad  la totalidad de nuestros juegos mecánicos no permiten el uso de los mismos en tus condiciones actuales (discapacidad o embarazo).”

La mejor experiencia que he tenido y un ejemplo de inclusión en parques de diversiones ha sido en Universal Studios Singapore, con tan solo visitar la página de internet se nota la calidad de atención, pues cuentan con una guía amplia de seguridad para ciclistas y visitantes con discapacidad en la cual explican las especificaciones para cada juego y tipo de capacidades necesarias para la seguridad. Al visitar el parque me permitieron subir a todos los juegos que quería, nunca percibí ninguna limitante, solo me preocupé por disfrutar y eso es lo importante, disfrutar sin importar tu condición.

Aquí algunas consideraciones que se deberían tomar en cuenta en los parques de diversiones para las personas con discapacidad:

  • Estacionamiento cerca de la entrada.
  • Renta sillas de ruedas (en caso de no contar con una).
  • Sanitarios accesibles y con los elementos necesarios para personas con discapacidad: barras abatibles a los costados del inodoro, así como sensor o botón de descarga en el mismo, lavabos al alcance y con llave tipo palanca, también debe contar con un comunicador por cualquier emergencia que pueda ocurrir, entre otros.
  • Elementos de apoyo para personas con discapacidad auditiva como pantallas con la información escrita de la atracción e instrucciones (si son necesarias), amplificadores de sonido.
  • En el caso de personas ciegas o con discapacidad visual, permitir el acceso perros guía u otros animales de compañía y servicio, indicaciones de las atracciones en las que restrinjan el ingreso de los mismos. La señalización de lugares e información relevante escritos braille o audio guías y suelo táctil para quienes utilizan bastón.
  • Para personas que utilizan silla de ruedas es de suma importancia considerar rampas, tamaño de las puertas y entradas de los espacios, en los lugares donde hay asientos (como en los shows) indicar los lugares con el símbolo internacional de accesibilidad, además de indicar en qué juegos o atracciones puedes acceder y permanecer en tu silla o en cuáles puedes acceder, pero necesitarás transferirte a otro asiento. Si haces uso de una silla eléctrica o un ECVs, en la mayoría de los juegos no te permitirán subir, solo si te es posible trasladarte al asiento del juego o silla de ruedas manual.
  • Para las personas que utilizamos prótesis u otros aparatos de apoyo, en los juegos extremos como la montaña rusa, si te dejan subir pero te piden retirarte los aparatos con la finalidad de que no se dañen o se suelten debido al movimiento. Te dejarán subir en algunos parques a este tipo de juego si cuentas con al menos una mano con la cual sujetarte de la barra de seguridad y una parte en las piernas, además de tener la posibilidad de mantenerte sentado por cuenta propia en el juego.

Aunque a veces parezca innecesario, tomar en cuenta lo anterior antes de ir a un parque, es importante para evitar complicaciones. La primera vez que visité Six Flags fue con un amigo que venía de Monterrey y que ama los parques de diversiones, quería aprovechar que estaba en la ciudad ya que Six Flags México es único en América Latina, al ser un parque grande y de talla internacional no creí necesario informarme de la accesibilidad, así que fuimos y nos formamos. En taquilla no me dijeron nada de la silla de ruedas, después de haber comprado el boleto me dirigí a atención al cliente para especificaciones, ahí solo me dieron un tríptico donde solo indicaban algunos juegos que permiten el acceso a personas con discapacidad, pero al ir a los juegos no me dejaron subir, pues no se especifica qué tipos de discapacidad son aceptados y por no tener piernas no me dejaron subir a ningún juego, ni siquiera al carrusel.

Eso no fue impedimento para divertirme, pues acompañé e impulsé a mi amigo a subirse y disfruté de las demás atracciones como shows y la comida, pero antes de dejar el parque pedí hablar con algún supervisor o gerente para hacerles la observación de que tanto en la página, como en taquilla y en los trípticos de atención al cliente, deberían de informar qué tipos de discapacidad sí pueden o no subir a los juegos, sobre todo antes de comprar el boleto, el gerente se disculpó (supongo que notó mi molestia) y por el costo del boleto me ofreció dos entradas para el show de navidad que es uno de los más grandes que ofrece el parque en temporada.

Comprendo que la principal razón de limitar el acceso a las personas con discapacidad es el mantener a salvo nuestra integridad y poner en primer lugar la seguridad, pero considero que  la solución a esto no es la restricción total, sino la información acerca del tema de la discapacidad, la adaptación de espacios comunes y la capacitación al personal para manejar la situación dependiendo de las características de la persona y del juego.

Al parecer existe un parque de diversiones inclusivo llamado Morgan’s Wonderland y se encuentra en San Antonio Texas, Estados Unidos, yo no he tenido oportunidad de visitarlo, espero pronto poder hacerlo, si ustedes conocen algún otro ¡me encantaría nos compartieran su experiencia!

Otro parque en donde se esmeran en brindar una experiencia inclusiva es en Disneyland, ya que cuentan con elementos suficientes para que niños y adultos con discapacidad disfruten, incluso puedes reservar con anticipación el apoyo de intérpretes de lengua de señas para personas sordas, fue en Hong Kong Disneyland en donde vi como una niña con parálisis cerebral disfrutaba mucho de ver a Tinker Bell y demás personajes en los desfiles, en su cara se podía ver lo feliz que era. Por momentos como el anterior, vale la pena seguir esforzándonos por lugares y servicios más inclusivos para que lo único que te lleve al límite sea la diversión y no tu discapacidad.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Mónica Montoya

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario