Entérate

Así es el extravagante Museo del Kitsch

El diccionario de la Real Academia Española define la palabra kitsch como ‘estética caracterizada por la mezcla de objetos heterogéneos pasados de moda y que se consideran de mal gusto’ y fue definido en el campo de la estética en los años treinta por Hermann Broch, Walter Benjamin, Theodor Adorno y Clement Greenberg, con el propósito de definir lo opuesto al arte de Vanguardia o avant-garde.

Bajo estos parámetros se rige el Museo del Kitsch de Bucarest, Rumania, el cual contiene una mezcla de cosas cursis, ordinarias, con excesivos adornos, sentimentalismo o vulgares que definen al kitsch religioso, kitsch comunista, kitsch gitano, kitsch moderno y diseño interior kitsch.

De acuerdo con la página oficial, el Museo Kitsch rumano es la mejor manera de entender la (sub) cultura del país. “¡El Kitsch rumano es verdaderamente auténtico ya que los rumanos pueden ser creativos, ridículos y orgullosos! El museo busca promover el kitsch rumano de la manera más sabrosa. No hay buen o mal gusto, ¡la belleza está en el ojo del espectador!”

Y sin duda no podría faltar el personaje más famoso en la historia de Rumania: Drácula, el cual cuenta con un muñeco tamaño natural y una sala dedicada a este peculiar personaje histórico con un poco de mito y leyenda en su historia.

Por su parte, la sala dedicada al kitsch religioso destaca por su representación de la descomunal campana de 33 toneladas y 3 metros de alto con la imagen del actual Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rumana esculpida en el metal.

Siendo un país que vivió el comunismo hasta 1989, también cuenta con salas dedicadas a esta etapa histórica en donde encontrarán maniquíes con uniformes de la Policía comunista y un pequeño despacho de la época recreado en uno de los rincones del museo.

La sección más grande del museo es la que ilustra el kitsch en la decoración interior. También encontrarán un homenaje a los gitanos, los cuales ahora realizan negocios en internet con sus videncias y algo de kitsch moderno con coches tuneados, adoración de las marcas y ostentación de músculos y riqueza.

El museo alberga unas 200 exhibiciones que provienen de la colección personal de su propietario, el rumano Cristian Lica, sin embargo podrían ser parte de la muestra, ya que el museo acepta donaciones para nuevas exhibiciones y sólo deben enviar fotos a propuestas@kitschmuseum.ro para ser considerados.

Pero si se encuentran Rumania y sólo quieren visitarlo podrán encontrarlo en el corazón de Bucarest en Strada Covaci # 6.

Horario: todos los días de 12:00 hrs a 20:00 hrs.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Karla Campos

Geek de tiempo de completo y viajera con muchas millas para recorrer.

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario