fbpx
Curiosidades

Curiosidades de los esquites

Los esquites son un antojito muy popular en México, especialmente en el centro del país, incluso ya hay quienes han experimentado en la receta y creado nuevas propuestas para los fudis por el mundo. 

En esta ocasión les compartiremos algunos datos que quizá no sabían de los esquites. 

Su nombre proviene del náhuatl ízquitl y significa tostar.

Foto: christophertp92 / 123RF

Las antiguas leyendas transmitidas oralmente por generaciones cuentan que los esquites fueron creados por Tlazocihuapilli, la única mujer que gobernó a los Xochimilcas y quien dio vida a platillos como el Necuatolli, Atole con miel, y a los Tlapiques, envoltorios en hoja de tamal. 

Los esquites como se conocen en la actualidad son preparaciones mestizas. Ya que pudieron ser prehispánicas por el elote, el epazote y el chile, sin embargo, el limón llegó con los españoles y con el paso del tiempo se le agregó queso y mayonesa. 

Durante el periodo de Maximiliano y Carlota de Habsburgo, los platillos mexicanos fueron cambiados de nombre para que sonara afrancesado; a los esquites se les llamaba Dienstes de Odalisa.

Foto: bhofack2 / 123RF

Los esquites también son conocidos por otros nombres, los cuales varían dependiendo la zona de México. En el norte y noreste se les conoce como Trolelote, en Aguascalientes como Chasca, en Monterrey como Grano de elote en vaso, y en Michoacán como Vasolote. 

Su preparación puede variar en cada región de México.

La preparación más común es hervir los granos de elote en agua, sal, epazote, hierbas de olor y a veces patas de pollo

También suelen asarse o tostarse, como bien dice su nombre.

Foto: bhofack2 / 123RF

En el estado de Hidalgo, los granos se sofríen en aceite o mantequilla con ajo, cebolla y chile verde picado, epazote y sal. 

También suelen pueden ir acompañados de limón, chile, sal, mayonesa, crema, queso rallado, y a veces hasta queso amarillo fundido. 

Hay quienes suelen agregarles más ingredientes como patas de pollo o tuétano. 

Foto: natspel / 123RF

Pese a comerse comúnmente como un antojito o golosina, también suele servirse como aperitivo o entremés.  

Suelen venderse durante las noches en puestos callejeros y en las fiestas populares, plazas públicas y en las ferias.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios