Colaboraciones

Planear un viaje paso a paso

“Algunas personas quieren que algo suceda, algunas otras desean que suceda, pero otras hacen que suceda.”

Michael Jordan

 

En este escrito encontrarás algunas impresiones sobre cómo tomarte el tiempo de planear, salir y disfrutar de un viaje, primero dime ¿Cuando fue la última vez que te tomaste el tiempo de hacer lo que te gusta? A veces hasta suena como un privilegio tomarte tiempo para ello.

Aprendí a tomarme el tiempo necesario para hacer mis cosas gracias a mi silla de ruedas, seguro en este punto te preguntarás ¿cómo? ¿Qué tiene que ver una silla de ruedas en esto? Me explico, ante el reto que implica usar una silla aprendí que si quiero realizar algo, debo en primer lugar tener iniciativa, paciencia y actitud positiva para que, por muy compleja que parezca la situación, logré realizarlo.

Por ejemplo, en un viaje a la ciudad de Hong Kong una de las principales cosas que quería hacer era subir a Ngong Ping 360, que es un viaje de más de 5 kilómetros por teleférico hacia la isla Lantau. Realmente deseaba ir, pero estaba dudosa ya que nadie me acompañaba, no había contemplado que el idioma es diferente y no sabía muy bien la ruta para llegar por metro. Recuerdo que mientras desayunaba revisé el plan, regresé a la habitación por dinero, respiré profundo y sin pensarlo más, salí.

Fuí paso a paso, primero entrar al metro, después pregunté a dos chicas si hablaban inglés y con pocas palabras pudieron indicarme en qué dirección ir, ya en el metro todo fue más fácil, fue un trayecto un poco largo, al salir pregunté por un elevador ya que había un puente peatonal en la estación y cuando menos me di cuenta ya estaba en la taquilla del teleférico.

Subí junto con dos chicas y un chico desconocidos, que aunque yo no hablara chino o ellos inglés me pidieron tomarles fotos durante el trayecto, se ofrecieron a tomarme fotos y cuando uno de ellos con escasa palabras me preguntó de dónde venía y les dije “México” se sorprendieron mucho.

Al llegar pude visitar la isla y al regreso al hotel fue mucho más fácil pues conocía mejor todo el trayecto.

Probablemente a una persona que camina ese mismo recorrido le tome unas cuantas horas menos que a mi, pero creo que para todos es un gran reto tanto físico como psicológico salir a un lugar desconocido, las principales limitantes para mi con la silla son pensar si me voy a encontrar con escalones, banquetas, puentes, etc. Requiero de mucha paciencia y de tomarme el tiempo necesario, pero vale la pena el esfuerzo.

Ahora te pregunto, ¿cuáles son tus limitantes para hacer lo que siempre has querido hacer? ¿dinero? ¿tiempo? ¿trabajo? ¿familia? Créeme que cuando hay intención, paso a paso puedes ir ahorrando, planeando y gestionando para hacer que suceda. Necesitarás paciencia, incluso a veces podrás pensar que es súper difícil, pero justo es eso, difícil más no imposible. Probablemente a algunos les es posible realizar el viaje de sus sueños en menor tiempo que a ti, así como a una persona que camina le cuesta menos trabajo transitar por ciertos lugares en comparación con alguien que utiliza una silla de ruedas, pero paciencia, take your time, planea y disfruta de esta aventura llamada vida.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Mónica Montoya

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario